Capitolio

La sucesión del 17

Los comicios estatales de 2017 ofrecerán varios atractivos. El primero es que en la misma jornada se nombrará gobernador, alcaldes y diputados locales, lo cual no ocurre desde 2005. Después de ese año, las elecciones de ayuntamientos dejaron de concurrir con las de Congreso y gobernador; tal circunstancia favoreció al PRI, pues redujo riesgos y pudo concentrar estructura y recursos en procesos que habitualmente domina.

Sin embargo, las constantes reformas y los cambios al calendario electoral desalentaron la participación ciudadana por la celebración de votaciones prácticamente cada año.Entre 2008 y 2015, Coahuila habrá celebrado ocho elecciones locales y federales.

El año próximo será de descanso aparente, pues algunos aspirantes a suceder a Rubén Moreira ya han iniciado sus primeros movimientos.

Los partidos definirán candidatos hacia finales de 2016 o principios de 2017, pero en el PRI las cosas parecen más adelantas que en el PAN, donde ya empiezan a formarse nuevas corrientes, algunas de las cuales simpatizan con el alcalde de Saltillo, Isidro López.Para las votaciones del 7 de junio próximo, el PRI se decantó por los senadores Ricardo Barroso, Ascención Orihuela, Ivonne Álvarez y Claudia Pavlovich para los gobiernos de Baja California Sur, Michoacán, Nuevo León y Sonora.

En Campeche postuló al diputado federal Alejandro Moreno; en San Luis Potosí, al ex secretario de Educación, Juan Manuel Carreras; en Colima, al subsecretario de Comunicaciones, José Ignacio Peralta; en Guerrero, al ex alcalde de Chilpancingo, Héctor Astudillo; y en Querétaro, al ex presidente municipal capitalino, Roberto Loyola.

En resumen: el PRI recurrió a cuatro senadores (dos hombres y dos mujeres), un diputado federal, un secretario del gabinete local, un subsecretario federal y dos alcaldes para nominarlos como candidatos a gobernadores. En su mayoría son cuadros locales, es decir, perfiles identificados con sus comunidades, lo cual puede servir para proyectar escenarios en Coahuila, donde el primer corredor en la pista es el alcalde de Torreón, Miguel Riquelme. El partido del presidente Peña será el más presionado, pues de los nueve estados que este año acudirán a las urnas, seis son gobernados PRI; dos por el PAN y uno por el PRD.


gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx