Capitolio

Las portadas de TIME

La revista TIME publicó en su portada a dos mexicanos en un lapso de quince meses.

El presidente Enrique Peña apareció el 24 de febrero de 2014. El título “Salvando a México” entusiasmó al gobierno y a sus aliados de entonces (el PAN y el PRD, cuyas cúpulas avalaron las reformas, algunas de las cuales siguen atoradas y otras todavía no rinden los resultados prometidos) mas no a la sociedad por considerar inoportuna y desmesurada la declaratoria.

TIME dedica la portada de este mes al periodista Jorge Ramos, como uno de los cien líderes más influyentes del mundo de 2015. El presentador del noticiero de Univisión figura junto con los presidentes Barack Obama, de Estados Unidos; Xi Jinping, de China; y la canciller de Alemania, Angela Merkel.

En su artículo sobre Ramos, Christiane Amanpour, de CNN, destaca “el carácter insobornable del hispano a la hora de formular a los mandatarios las preguntas más incómodas y su defensa de una reforma migratoria integral”.

Entre la fotografía del presidente Peña en la portada TIME y la circunstancia actual han sucedido muchas cosas; la mayoría negativas, como lo reflejan la frustración y el desánimo social. El momento mexicano pasó sin dejar huella profunda.

Por otra parte, los conflictos de interés por las casas adquiridas por Angélica Rivera, esposa del presidente, y Luis Videgaray, secretario de Hacienda, al Grupo Higa, contratista del gobierno federal y del Estado de México, provocaron una crisis política cuya profundidad aun no se admite.

El secretario de la Función Pública, Virgilio Andrade, fue nombrado para distraer y ganar tiempo, no para investigar. La masacre en Tlatlaya y la desaparición de normalistas de Ayotzinapa en Iguala abrieron grietas por las cuales también se ha fugado la precaria legitimidad del gobierno federal.

El Sistema Nacional Anticorrupción, aprobado por el Senado el 21 de abril, es otra simulación, como tantas leyes y promesas.

Con todo ese arsenal, Jorge Ramos pronunció un discurso en la ceremonia de gala de TIME donde enjuició al gobierno del presidente Peña ante líderes del mundo: “comprar casas a contratistas y después darles millones de dólares en contratos, eso es corrupción. Por eso tanta gente quiere su renuncia y no nos vamos a callar”. 


gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx