Capitolio

En el ojo del huracán

Enrique Ochoase jactaba de que las entidades más priistasdel país eran Estado de México y Coahuila. Sin embargo, en las elecciones del 4 de junio su partido se desplomó y ganó por márgenes de apenas 2.9 y 2.4 por ciento, respectivamente. El triunfo en el norte está en riesgo por el dictamen del INE sobre los gastos de campaña de su candidato y la impugnación del Frente por la Dignidad de Coahuila. Siese es el mejor PRI de México, ya puede despedirse de la presidencia.

Ochoa puso a competir a Eruviel Ávila y a Rubén Moreira. El mexiquense, como la mayoría de sus colegas, es un farsante y un pésimo gobernador, pero el conflicto político se localiza en Coahuila. No solo por el tema electoral, sino por otros de mayor impacto como la denuncia presentadael 5 de julio por la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) ante la Corte Penal Internacional por crímenes de lesa humanidad registradosen Coahuila entre 2009 y 2016.

La comunicación de la FIDH y más de 80 asociaciones civiles, titulada “México: Asesinatos, desapariciones y torturas en Coahuila de Zaragoza constituyen crímenes de lesa humanidad”, documenta 500 casos de detenciones arbitrarias, tortura y desapariciones forzadas y las masacres en Allende y en el penal de Piedras Negras, relacionadas con los Zetas.

Otra fuente de conflicto es Humberto Moreira, quien se deslindó de las acusaciones de la FIDH y volvió a vituperar a su hermano y sucesor Rubén. Su última aparición fue para dar el pésame a la familia de Sergio Tobías Salas, comandante de la Fiscalía General del Estado en su gobierno. Tobías fue asesinado el 30 de junio.

En ese contexto se espera que el consejo general del INE vote mañana el dictamen de la Unidad de Fiscalización. Si lo aprueba, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación podría anular la elección para gobernador y dejar fuera de la extraordinaria a Miguel Riquelme y a Guillermo Anaya por haber excedido los topes de gastos de campaña.

Sin embargo, para declarar la nulidad del proceso existen cusas aúnmás graves. El INE busca tender una cortina de humo para salvarse de la hoguera, lo cual, a estas alturas, es imposible. 


gerardo.espacio4@gmail.com