Capitolio

El mensaje de Colima

La anulación de los comicios para gobernador en Colima es una advertencia para las autoridades de los 16 estados que cambiarán de gobierno entre 2016 y 2017; 13 en el primero y tres en el segundo, entre los cuales figura Coahuila.

También es un aviso para los funcionarios locales que en vez de cumplir sus obligaciones realizan proselitismo por el aspirante de su preferencia o el favorito del poder.

Colima es campeón en elecciones extraordinarias: tres en los últimos once años; dos por anulación de los resultados y una por el fallecimiento del gobernador Gustavo Vázquez en un accidente aéreo.

En los primeros casos, la injerencia de los gobernadores Fernando Moreno y Mario Anguiano (PRI) anuló los triunfos de Vázquez, en 2003, y ahora el de José Ignacio Peralta, quien superó a Jorge Luis Preciado (PAN) por apenas 503 sufragios.

El PRI ganó las tres últimas elecciones con márgenes de cuatro puntos y de seis en el caso de Anguiano. La diferencia entre Peralta (subsecretario de la SCT hasta antes de su nominación) y de Preciado (senador y ex coordinador del PAN en la Cámara alta) fue de 0.17%. La caída es significativa, no obstante la injerencia del gobernador y de su secretario de Desarrollo Social, Rigoberto Salazar, para coaccionar el voto por el PRI.

La postulación de Peralta se decidió en el centro; es decir, no era el preferido del gobernador. Si Anguiano pensó que el PRI cambiaría de candidato para las extraordinarias, el tiro le salió por la culata: perdió puntos en Los Pinosy el ex subsecretario volverá a apareceren las boletas.

El PAN también repetirá con Preciado.Salazar renunció ya a la Sedesol de Colima, pero si actuó por instrucciones superiores,el mismo gobernador Anguiano deberá ser investigado; igual lo será el procurador Marcos Santana, por detener a brigadistas contrarios a su partido, intimidar a ciudadanos, considerarlos “delincuentes electorales” y violar el principio de previa inocencia.

El mensaje para los gobernadores es claro: el país ya tiene bastantes problemas como para enviar al mundo una señal de que aparte de no respetarselos derechos humanos, tampocose cuida la democracia.

Dos apuntes: 1) el atentado contra el ex gobernador Fernando Moreno, el 12 de octubre, habla de un clima político infectado; y 2) el presidente Peña puede empezar a ceder estados, como lo hizo Salinas, para apaciguar la tormenta. 


gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx