Capitolio

El fantasma de la deuda

La suerte de infinidad de funcionarios y políticos de ayer y hoy está sujeta a la del ex gobernador Humberto Moreira. El juez Santiago Pedraz resolverá mañana si el ex presidente del PRI afronta en libertad o en prisión el juicio por malversación de fondos públicos, lavado de dinero, cohecho y organización criminal.

La detención de Moreira reavivó la ira social por la corrupción en nuestro país, mientras por otro lado crece la pobreza y se cae la economía. Preso “El Chapo”, ahora se quiere a un político prominente tras las rejas. No a una actriz, la cual, por cierto, tiene más apoyo dentro y fuera de México que la mayoría de los políticos y las primeras damas.

La deuda de Coahuila persigue a Peña Nieto, primero como candidato y ahora como presidente, por la sospecha de que una parte de los recursos se desviaron a su campaña y a las de otros candidatos.

En el primer caso, el ex gobernador fue sacrificado como presidente del PRI; y en segundo, por lo visto, también lo será. No como cabeza de turco, sino por ser el principal responsable y acaso el primer beneficiario del quebranto.

En la coyuntura, tirios y troyanos dirigen sus baterías contra Moreira, por justicia y para cobrar agravios, nuevos y viejos. Saben que el presunto desvío de recursos públicos a bolsillos y negocios particulares, subestimado por mucho tiempo como germen de conflictos políticos y riesgo electoral, irrita a la mayoría de los coahuilenses.

El aspirante independiente al gobierno, Armando Guadiana, con el cartel de haber sido el primero en denunciar la deuda y el único en arrostrar los riesgos de desafiar al poder, pidió en la Ciudad de México la “separación inmediata” del gobernador Rubén Moreira. También demandó sentar en el banquillo a los principales funcionarios del sexenio anterior relacionados con la deuda.

Los legisladores del PAN se anotaron un tanto en la sesión de la Diputación Permanente del martes, al aprobarse un punto de acuerdo para pedir a la procuradora general de la República, Arely Gómez, un fiscal especial que investigue el endeudamiento.

El distraído procurador de Justicia del estado, Homero Ramos, deberá comparecer ante la Comisión Especial de la Deuda para informar de las averiguaciones previas sobre el tema. La bola de nieve ya se echó a rodar.


gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx