Capitolio

La espada de Damocles

¿Dónde está Humberto Moreira? ¿Cuáles son sus motivaciones, cuál su proyecto de vida? Ser gobernador a los 39 años, presidente del PRI a los 45 y convertirse en villano de la noche a la mañana, en símbolo de la corrupción, (Forbes: “Las diez personas más corruptas de México en 2013”) debe ser demoledor, máxime para alguien con sus características. Su carrera terminó por el escándalo de la deuda, cuyo monto rebasa los cuarenta mil millones de pesos, incluidos los pasivos a proveedores. En diciembre de 2005 la deuda era de 323.2 millones de pesos.

¿Se enriqueció Humberto Moreira? ¿Es real la ruptura con su hermano y sucesor Rubén Moreira, la figura más influyente de su administración? ¿Es dueño o por lo menos socio de medios de comunicación? ¿Tiene aspiraciones políticas? ¿Fue traicionado hasta por quien menos pensó que lo haría? ¿Cómo sobrelleva el asesinato de su hijo Eduardo? ¿Se siente perseguido? Para cada pregunta existen múltiples respuestas —agravadas unas, matizadas otras—, pero Forbes ofrece un contexto.

Los procesos en Texas contra ex funcionarios, empresarios y presuntos lavadores de dinero (Javier Villarreal, Jorge Torres, Raúl y Rolando González Treviño y Guillermo Flores Cordero) colocan a Humberto Moreira en una situación comprometedora. Él lo sabe y por tal motivo sus reacciones a cualquier referencia o involucramiento son inmediatas y exculpatorias. Sin embargo, las autoridades de Estados Unidos manejan sus tiempos.

La DEA acusó a Eugenio Hernández de recibir sobornos del narcotráfico, cuatro años después de terminar su mandatocomo gobernador de Tamaulipas (2005-2010). El encargado de lavar el dinero —¡oh sorpresa!— era Flores Cordero, detenido el 24 de agosto de 2013 en el aeropuerto de San Antonio. El Departamento de Justicia lo acusó de blanqueo de fondos.

Flores, quien se declaró culpable en una corte de Corpus Christi el 6 de diciembre de 2013, resultó ser una mina de oro en términos económicos e informativos. El ex vendedor de seguros se vinculó con Eugenio Hernández, a quien la Corte Federal le dictó orden de captura el 19 de junio; el ex gobernador de Coahuila Jorge Torres (prófugo), el ex tesorero de Humberto Moreira, Javier Villarreal (quien ya también se declaró culpable de lavado de dinero) y otros hombres del poder. 


gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx