Capitolio

El credo de los cínicos

México supo por WikiLeaks que el presidente Calderón provocó la salida del embajador de Estados Unidos en México, Carlos Pascual, por una nota donde cuestionaba la labor del Ejército en la lucha contra el narcotráfico. El tema lo aborda de soslayo la ex secretaria de Estado Hillary Clinton en su libro Decisiones difíciles.

Por la misma fuente, el país se enteró que después de una visita al Estado de México, funcionarios de la embajada calificaron al entonces gobernador, Enrique Peña Nieto, como “ahijado del ex presidente Salinas”.

Las filtraciones de Bradley Manning, ex analista de inteligencia del Pentágono, a WikiLeaks, de Julian Assange, y su publicación en los principales diarios de América y Europa, entre ellos el mexicano La Jornada, a partir de 2010, causaron revuelo internacional y le provocaron fuertes dolores de cabeza al gobierno de Estados Unidos.

El mundo tiene hoy un nuevo Manning: Hervé Falciani, quien elaboró una lista con más de ciento treinta mil evasores fiscales de doscientos países, la cual incluye a magnates mexicanos.

En temas de corrupción, la política, los negocios y los bancos caminan de la mano.

El 8 de febrero, Le Monde y el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) destaparon el SwissLeaks. Falciani hackeó cuentas de clientes del banco HSBC, en Ginebra, donde trabajó hasta 2007, cuyos depósitos superan los cien mil millones de dólares. La investigación, a cargo del gobierno de Francia, descubrirá a criminales, evasores de impuestos y corruptos alrededor del mundo.

Los mexicanos Carlos Hank Rhon y Jaime Camil Garza, amigos del presidente Peña Nieto, figuran en la “lista Falciani”.Hank, quien aparece con depósitos por ciento cincuenta millones de dólares, es dueño del Grupo Interacciones, el banco que más dinero le prestó a Humberto Moreira para endeudar a Coahuila con treinta y seis mil millones de pesos.

Su padre, Carlos Hank González, lideró hasta su muerte el Grupo Atlacomulco, municipio donde nació Peña Nieto. Hank honró su credo: “Un político pobre es un pobre político”. En 1999, la revista Forbes lo incluyó entre los hombres más ricos del planeta, con una fortuna valuada en 1,300 millones de dólares. 


gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx