Capitolio

Una ciudad, dos visiones

Torreón ha recibido del estado mayor atención que de ningún otro gobierno, en presencia y acaso también en inversión. La atracción de capital la determina el clima para hacer negocios, en el cual tienen mucho que ver factores locales. La segunda ciudad en importancia de Coahuila ha tardado demasiado en superar la atonía que la rezagó de Saltillo y otras capitales del país de las cuales antes fue modelo. Si existe interés del estado para nivelar la balanza, ¿qué explica entonces el distanciamiento entre la sociedad y los empresarios de las administraciones de Rubén Moreira y Miguel Riquelme, a cuyo partido y predecesores se culpa de un mayor atraso? Falta de interlocución y de mejores cuadros.El bisemanario Espacio4 publica en su nueva edición una entrevista de Luis Guillermo Hernández con Riquelme, la cual refleja el conflicto entre la voluntad de un alcalde y la realidad de una metrópoli y una ciudadanía observante y crítica. Empieza por advertir que “2014 fue un año de gran aprendizaje” y que “no le preocupan las calificaciones de las encuestadoras, pues para él lo importante es el contacto con los ciudadanos en las colonias o en espectáculos deportivos sin temor a ser abucheado porque la mayoría de las personas aprueban su gestión”.“¿Cuándo va a cambiar la percepción?”“Estoy seguro que para 2015, cuando termine los parques, la línea verde, el parque del Río Nazas y el Centro Cultural de la Jabonera. Son proyectos que no se llevan tres meses, sino todo un año. Ya las inicié y la para 2015 la gente va a tener una percepción muy distinta cuando esos parques atraviesen toda su colonia y puedan sentir el cambio radical de un nuevo espacio creado entre la administración estatal, municipal y federal. Tampoco vine a generar simpatía, vine a gobernar y eso tiene que quedar muy claro: no es precisamente con populismo como tienes que encontrarla simpatía ciudadana, sino con trabajo”.“¿Cómo ha sido este primer año? No todo habrá sido miel sobre hojuelas”.“Efectivamente. Hubo cosas que permitieron avanzar de manera muy rápida, sobretodo con mucha empatía con amplios sectores de la sociedad, no con todos. La planeación nos permitió tener una visión muy clara de lo que debíamos hacer de acuerdo a las prioridades de Torreón. Tenía dos objetivos fundamentales: generar condiciones de seguridad y atraer empleo”.“¿Buscaba una respuesta inmediata?“Transitar lo más rápido hacia ese camino. Porque la seguridad te trae desarrollo económico, una sociedad participativa, recursos económicos, la recuperación de espacios; el que tú generes buenas condiciones en la microeconomía de Torreón teva a traer resultados en la macro. En ese sentido, planee hacia el 2015, nunca pensé que tendríamos un gran avance este año. La ciudad cambió en mejoramiento urbano. Era manejar una política integral, tocar todo un poco con el presupuesto y avanzar para tener un Torreón donde los ciudadanos puedan ocupar sus espacios, salir a cenar, dejar salir a sus hijos. Es algo que yo no pensé lograr este 2014. Ahora hay restaurantes a su máxima capacidad de jueves a domingo; espacios públicos recuperados: el Bosque Urbano, el Parque Fundadores, el Canal de la Perla, la Plaza Mayor, la cual llenamos más de diez veces, incluyendo esta última con el encendido del Pino Navideño. Fue un largo camino, pero avanzamos de manera vertiginosa”. 


gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx