Capitolio

El caso Coahuila

Humberto Moreira no solo le ocultó a los coahuilenses la deuda por más de treinta y seis mil millones de pesos acumulada en su gobierno, sino también a la Secretaría de Hacienda. En la trama participaron el secretario de Finanzas Javier Villarreal, el gobernador interino Jorge Torres y el Congreso local. El 17 de septiembre, ante una Corte federal de Texas, Villarreal se declaró culpable por lavado de dinero y conspiración para trasladar dinero robado; Torres es prófugo del gobierno de Estados Unidos por blanqueo de capitales y fraude bancario.La ocultación se desprende del Análisis de la Deuda Pública de las Entidades Federativas y Municipios de 2000 a marzo de 2011, presentado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) a la Cámara de Diputados, en junio de 2011. Sobre los pasivos reportados y reales, el Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero (CESF) observa: “En algunas entidades federativas la diferencia llega a ser hasta tres veces superior al monto de la deuda registrada en la SHCP, debido a que los estados y municipios solo están obligados a registrar los financiamientos vinculados con sus participaciones”.Según el estudio, Coahuila escondió a Hacienda más deuda que ningún otro estado: 23 mil 643.8 millones de pesos; muy lejos de Chihuahua (5,168.4 mdp), Estado de México (3,007.1 mdp), Distrito Federal (2,941.3 mdp), Chiapas (2,595.6 mdp), Nuevo León (2,269.1 mdp), Tabasco (2,060.2 mdp), Michoacán (1,655.8 mdp), Oaxaca (1,330.6 mdp), Zacatecas (1,094.2 mdp), Baja California (1,068.2 mdp), Veracruz (911 mdp) y Tamaulipas (901.1 mdp).Lo anterior explica por qué hasta antes de la renuncia de Humberto Moreira al gobierno, Coahuila aparecía en los registros de Hacienda con menos de una cuarta parte de su deuda real. La ASF advierte que “al analizar el cuatrienio 2007-2010, en el ámbito nacional destacan las variaciones reales de 19.4 por ciento de 2008 a 2009 y de 19.6 por ciento de 2009 a 2010. Las entidades con incrementos significativos mayores del 100 por ciento en estos años fueron: Coahuila, Morelos, Quintana Roo y Veracruz”. En ese lapso, la deuda del estado pasó de 486.9 millones de pesos (2007) a 8,267.1 millones (2010), 1,371.7 por ciento más.El saldo real (36,509.6 millones de pesos) se conoció hasta 2011, cuando Humberto Moreira ya ocupaba la presidencia del PRI y Jorge Torres reestructuraba los pasivos. Coahuila, como el resto de los estados, compensó con créditos la baja de las participaciones federales de 2009 causada por la recesión. Sin embargo, en 2010 las obligaciones aumentaron a pesar de que ese año los fondos federales volvieron a incrementarse. La deuda de las entidades creció en ese período en 111.6 mil millones de pesos, equivalente al 54.9 por ciento del saldo nacional de 2008, lo cual “ilustra lo crítico del proceso de endeudamiento en el bienio 2009-2010”.La ASF advierte: “En el análisis de endeudamiento (…) se considera que la mayoría del gasto público tiene una tendencia inercial e incremental; alrededor del 90 por ciento tiene el carácter de obligación derivada de relaciones laborales, de la prestación de servicios públicos y del cumplimiento de contratos jurídicos y financieros. Por ello, es pertinente comparar el nivel de gasto federalizado de 2010 respecto de 2008, año previo a los efectos de la crisis internacional en el país, a fin de ponderar el financiamiento requerido para cubrir el déficit presupuestario, el servicio de la deuda e impulsar proyectos de inversión en obra pública, en su caso (que son posibles destinos de la deuda)”. 


gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx