Capitolio

UA de C: doble acierto

Es plausible destacar el trabajo de quienes dan sentido, vitalidad y fuerza a los medios de comunicación, máxime en estos tiempos donde el mérito se desestima y el cinismo se enseñorea. Catorce reporteros, fotógrafos y columnistas recibieron el lunes pasado el Premio de Periodismo Cultural “Armando Fuentes Aguirre” de la Universidad Autónoma de Coahuila,en distintas categorías.

El rector José Blas Flores y “Catón” entregaron reconocimientos a Elia Roxana Romero, Jesús Peña, Angélica López, Yadira Leos, Sylvia Estrada, Marco Antonio Saucedo, Ana Rebeca Rodríguez, Rubén Fernando Velasco, Eduardo Vargas, Gonzalo Elí Vázquez, José Ángel Cuéllar, César Iván Vargas, Javier Acevedo y a Miguel Reyna, por trayectoria.

Uno de los atributos de Jesús Peña, aparte de su inteligencia y perspicacia, es su fuerza de voluntad, la cual le ha permitido mover montañas. El trofeo por el artículo “¿Una placenta frappe?” es uno de los muchos que ha ganado en su carrera. El 27 de mayo de 2014 recibió de Juan Carlos I una mención especial como añadido al Premio Don Quijote de Periodismo, en la Casa del Lector de Madrid.

Una semana después, el monarca anunció su abdicación.—¡Qué bárbaro, Peña, el rey no aguantó tu ultimátum —le dije cuando regresó de España—. —¿Por qué? —quiso saber—. —Juan Carlos, abrumado por el peso de la corona y el escándalo porla cacería en Botsuana,en plena crisis económica, debió preguntarte: “¿Qué hago, Peña?”. Y tú, sin andarte por las márgenes, le repetiste las palabras de Alejandro Martí (a la clase gobernante de México): “Si no puedes, renuncia”.

Peña festejó la ocurrencia con una risa de niño travieso. Celebro su premio, de los cuales, por cierto, ya perdí la cuenta, pues lo mismo son estatales y culturales que nacionales e internacionales.

Chuy es un ejemplo de coraje, entrega y amor por el oficio.La institución del Premio “Armando Fuentes Aguirre”, hace dieciséis años, fue un doble acierto de la UAdeC: primero, porque reconoce y fomenta el periodismo cultural; y segundo, por el nombre. “Catón” es unareferencia para los jóvenes oficiantes y una voz imprescindible; su sabiduría, humor y grandeza de alma son balsámicos en este país convulso y plagado de farsantes, en la política y en el periodismo. 


gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx