Capitolio

Toque letal en Coahuila

Cuando Humberto Moreira quiso lavar su imagen por endeudar a Coahuila inexplicablemente, ya era demasiado tarde.

El 23 de noviembre de 2011, Carlos Marín recibió al entonces líder del PRI con una frase lapidaria: “Este es un ‘Asalto a la razón’ (programa que conduce en Milenio Televisión) auténtico, no un ‘Asalto a la razón’ falsificado (por los documentos apócrifos empleados para contratar créditos por más de cinco mil millones de pesos con cargo a la deuda).

Mientras jugueteaba con un encendedor, Marín dio el primer apriete de clavijas:

—A ver, Humberto Moreira, ex gobernador de Coahuila, presidente del PRI…

—Con cinco victorias —interrumpió.

—Cinco victorias, ¿en dónde?

—En el PRI: Estado de México, Coahuila, Nayarit, las municipales de Hidalgo y Michoacán.

—Sí, pero con un toque, hasta donde entiendo, letal en Coahuila, que usted gobernó…

—No, no, no… para allá voy. Agradezco la invitación para poder explicar… después. Primero, porque no hubo linchamiento de tu parte y tuviste la paciencia de esperar, como debe ser, a que yo concluyera con una serie de tareas (electorales).

—¿Qué tiene que ver con la falsificación de documentos para la obtención de créditos a costa de las partidas federales a Coahuila…

—No, no es así —volvió a cortar Moreira.

—Sí, como no. ¿Estoy mal? —preguntó Marín.

—Sí —afirmó el ex gobernador mientras escribía en un papel.

—Bueno —reanudó el director editorial de Milenio Diario—, el caso es para hablar del problema que, se dice, este hombre terminará más bien en un problema ministerial.

El líder del PRI inició su explicación con “peras y manzanas”, dijo, “como profesor que soy”, pero al parecer no convenció a nadie. Incluso en un momento de la entrevista, Marín sugirió que tal vez tendría que llevarle a Moreira cigarrillos a la cárcel. La sola insinuación pareció perturbar al ex gobernador que, según sus palabras, transformó al estado en “Coahuiyork”, acrónimo de Coahuila y Nueva York.

Hoy, por declaraciones de ex colaboradores y ex aliados suyos, el gobierno de Estados Unidos sospecha que “cientos de millones de dólares” —provenientes del erario coahuilense— fueron a parar a sus bolsillos. Él, por supuesto, lo niega... con peras y manzanas. 


gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx