Capitolio

Signo de derrota

Las renuncias de Francisco Tobías, Irma Leticia Castaño y Graciela Trueba al PRI, conocidas después de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolvió que los militantes de un partido no pueden representar a otros en el Congreso, anticipa una nueva controversia. Esta vez sería posterior a los comicios del 6 de julio, para determinar el reparto de diputaciones plurinominales. Bernardo González, líder del comité estatal del PAN, dice que las supuestas dimisiones tratan de burlar el fallo de la Sala Regional del tribunal federal en Monterrey para que el PRI acceda a más diputaciones bajo las siglas de partidos distintos. Tobías, Castaño y Trueba fueron postulados por el PSD, el PPC y el Panal, que junto con el PRI y cuatro organizaciones más forman la coalición “Todos Somos Coahuila”.Los priistas Víctor Zamora, Francisco Dávila y María Guadalupe Rodríguez llegaron a la actual legislatura por los partidos Verde, Primero Coahuila y Panal. Para evitar que el PRI vuelva a estar sobre-representado en el Congreso, el PAN y el Partido Progresista de Coahuila (PRO) promovieron juicios contra la coalición ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial del Estado de Coahuila (TEPJEC), cuya sentencia fue adversa.Entonces interpusieron juicios de revisión constitucional. El TEPJF desechó argumentos del PAN y del PRO, como la imposibilidad de que un partido nuevo se alíe con otros en su primera elección y separar en las boletas los emblemas de las fuerzas coaligadas, por no haberlos planteado en su demanda ante la instancia local. Advierte, sin embargo, que si un candidato “fue postulado por varios partidos a través de una coalición, en principio no es tan sencillo determinar a cuál de aquéllos habrá de contabilizarse el triunfo de mayoría relativa, para efectos de calcular los límites aplicables en la asignación de diputados de representación proporcional”.Según el TEPJF, el PAN “sí realizó las diligencias suficientes para cumplir la carga procesal de demostrar que al menos cuatro fórmulas de candidatos de mayoría relativa, postuladas por la coalición se conforman con militantes del PRI y a pesar de ello se señaló en el convenio que en caso de obtener el triunfo, los escaños se contabilizarían a otros partidos para efectos de la asignación de representación proporcional”.Asimismo, señala que Acción Nacional acreditó ante el tribunal local que “oportunamente solicitó al Vocal Ejecutivo de la Junta Local en Coahuila del Instituto Nacional Electoral, que le informara si los ciudadanos Francisco Tobías Hernández, Julián Eduardo Medrano Aguirre, Luis Gurza Jaidar, Irma Leticia Castaño Orozco, Ana Isabel Durán Piña, Graciela Trueba Carrillo, Omar Morales Rodríguez y Sandra Luz López Chavarría, son militantes del PRI, así como los documentos que lo acreditaran”.La respuesta al TEPJEC fue que “no era posible proporcionar la información, pues a pesar de que el padrón del PRI fue entregado desde el pasado veintiocho de marzo a la Dirección de Prerrogativas y Partidos Políticos del Instituto, dicho documento se encontraba aún en proceso de verificación”, dice la sentencia. El TEPJF advierte que el tribunal local “indebidamente validó esa supuesta imposibilidad (…) con lo cual afectó de manera grave el derecho del actor”, y cita a la Sala Superior: “los nombres de los militantes de un partido político constituye información pública”; por tanto, su acceso “no puede encontrarse condicionado”.El PAN trata de obtener en los tribunales lo que no puede ganar en las urnas, lo cual de entrada, es un signo de derrota. 



gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx