Capitolio

Recuperar el país

Además de ceder mayor influencia a los partidos y a los gobiernos locales, por encima de la sociedad, la alternancia en Los Pinos tuvo otros efectos negativos, pues permitió que políticos jóvenes y carismáticos —e incluso sin ese atractivo— accedieran al poder sin madurez ni capacidad suficientes. Tales déficits los compensaron con dinero, mercadotecnia y exposición en los medios. Sin embargo, las redes sociales resultaron un antídoto eficaz contra la manipulación política y mediática, pues critican y denuncian por igual: desde el presidente y su esposa hasta el funcionario en apariencia menos visible.


Hoy, mientras gran parte el país se incendia por la violencia, el vacío de autoridad, los escándalos de corrupción, la impunidad, las masacres, las desapariciones forzadas, la impotencia de las instituciones frente a los poderes fácticos y la falta de Estado de derecho, los gobernadores hacen futurismo para las elecciones presidenciales de 2018.


Cuando el PAN ganó la presidencia, los estados empezaron a adquirir poder real. No por el fingido talante democrático de ese partido, sino por falta de voluntad y pericia de los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón para emprender reformas que ofrecieran instituciones modernas, sólidas y confiables. Frente a los errores de Fox y Calderón y su incapacidad para construir un auténtico Estado de derecho y combatir la corrupción, el PRI, sin mucho esfuerzo ni cambios en su operación y estructura clientelar —ahora reforzada—, se hizo con el poder doce años después. Hoy es el llanto y el rechinar de dientes.


El país no avanza, la exasperación social aumenta y el presidente Peña se ve cada vez más disminuido. Las reformas no han surtido efecto: la energética cojea por los bajos precios del petróleo; la fiscal resultó un fiasco y la educativa se sometió al capricho de la CNTE.


Mas no solo el gobierno y el Congreso carecen de respuestas;los partidos tradicionales tampoco las tienen. Sin credibilidad, voluntad ni ideas para salir de la parálisis y detener la descomposición, su único objetivo es el poder, México no les importa. Uno de los avances del 7 de junio es el inicio, en Nuevo León, Jalisco y el Distrito Federal, de movimientos cívicos para recuperar el país a través de las urnas.


gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx