Capitolio

Plataformas dispares

Isidro López Villarreal y Miguel Riquelme Solís iniciarán sus gestiones como alcaldes de Saltillo y Torreón, el 1 de enero próximo, en plataformas dispares. En su análisis “Las Ciudades Americanas del Futuro 2013-2014”, el influyente diario británico The Financial Times coloca a la capital de Coahuila en primer lugar en “potencial económico”, por encima de Missiassauge (Ontario, Canadá), Salt Lake y Nueva Orelans City (Utah y Lousiana, Estados Unidos), Joinville (Santa Clara, Brasil) y otras de Norteamérica (El Universal 2.06.13.)
La Laguna está en las antípodas. El 26 de enero pasado, El País de España publicó: “La población de Torreón, Gómez Palacio y Lerdo, los tres principales municipios de la Comarca Lagunera, una mancha urbana con más de un millón de habitantes entre los Estados de Coahuila y Durango, sobrevive desde hace seis años al fuego cruzado de la guerra entre cárteles. Más de 160 homicidios entre el 1 de diciembre, cuando tomó posesión el presidente Enrique Peña Nieto, y el pasado jueves le han convertido en la región más peligrosa del país”.
“El medio es el mensaje”, advierte el filósofo y educador canadiense Marshall McLuhan.
El procurador de Justicia, Homero Ramos Gloria, asegura que la situación ya no es la misma. En la presidencia de Enrique Peña, dice, la delincuencia ha disminuido por la coordinación de los gobiernos federal, estatal y municipal. La baja más notable sería en La Laguna, uno de los focos rojos del país. En su primer informe, Peña asienta que en Torreón los homicidios vinculados a la delincuencia organizada disminuyeron 52.8 por ciento, comparados los primeros ocho meses de su gestión (diciembre de 2012 a julio de 2013) con el mismo periodo del gobierno precedente.
Sin embargo, la percepción ciudadana contradice a la estadística. La sensación de inseguridad persiste en La Laguna por el aumento en los delitos de secuestro, robo con violencia y extorsión. El fenómeno es nacional, declaró María Elena Morera, presidenta de Causa Común, de visita en Saltillo.
Una de las tareas inmediatas de Riquelme consiste, justamente, en lograr que las calles reflejen el optimismo gubernamental. Para ello es preciso que la sociedad sienta un mejoría real. Solo así podrá cambiar la idea de ciudad violenta que se tiene de Torreón, esparcida por la prensa de Estados Unidos y Europa.
La situación privilegiada de la capital del estado con respecto a Torreón no implica que el panista Isidro López vaya a gobernar a una especie de El Dorado. En el estudio “Ideal Saltillo”, el Centro de Estudios Económicos, Políticos y Sociales de Coahuila detecta una caída en los ingresos de las familias con menores percepciones y la misma tendencia entre los sectores que hasta hace poco ganaban más. El trabajo, coordinado por Miguel Ángel Wheelock, comparó Saltillo con otra de las ciudades mejor calificadas: Hermosillo.
Aun con los trastornos propios de un municipio en crecimiento, López recibirá una ciudad sin los enconos y conflictos sociales, políticos y financieros que Riquelme heredará. Esa circunstancia, de entrada, le brinda ventajas sobre su colega priista. Torreón, donde se esperaba la alternancia, ratificó al PRI en el poder, así haya sido con los votos de un puñado de partidos satélite.
“Qué le vamos a hacer. Al final puede ser bueno, si el gobierno apoya a Torreón y a Riquelme”, me dice uno de los líderes empresariales más respetados y críticos de La Laguna. Nos reunimos en Saltillo días después de que un amigo suyo, a quien me presentó en Torreón, había sido liberado por una de las bandas de secuestradores radicadas en la comarca.


gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx