Capitolio

Pájaro de cuenta

Lo que empezó como crítica aislada en algunos medios y sectores por los excesos y arbitrariedades del PVEM devino en reclamo para cancelar el registro al negocio de la familia González Martínez. En los últimos meses, académicos y líderes de opinión de distintas corrientes han analizado el caso.

La condena es unánime por ser una de las perversiones más palmarias del sistema de partidos.Sin embargo, el ascenso del PVEM no es obra de la casualidad, avanzó por el desapego ciudadano de la política, el descrédito de los partidos tradicionales, el gasto excesivo en campañas orientadas a sectores dúctiles y sus vínculos con uno de los poderes fácticos de mayor influencia: la televisión, a la cual instaló también en el Congreso.

El PVEM se fundó como Partido Verde Mexicano en 1986, un año antes de finalizar el gobierno de Emilio Martínez Manatou en Tamaulipas. Suegro de Jorge González Torres, primer líder del partido, y abuelo de Jorge Emilio González Martínez, heredero de su padre en la dirección de la franquicia, Martínez Manatou fue secretario de la Presidencia con Díaz Ordaz.

Tras varias experiencias electorales y sociedades fallidas, el Verde consiguió su registro en 1993, ya con las siglas del PVEM. En 1994, González Torres participó como candidato a la presidencia. Seis años después, se alió con el PAN y Vicente Fox.

En 2006, retiró a su candidato Bernardo de la Garza para apoyar a Roberto Madrazo. En 2012, se unió al PRI y a Peña Nieto.

El PVEM es un partido corrupto y embustero y obtiene el máximo provecho de instituciones débiles. Mas fue hasta que creció al once por ciento en la intención de voto para las elecciones legislativas del 7 de junio (ahora tiene el ocho) cuando los demás partidos reaccionaron por temor a perder posiciones y privilegios.

La petición para cancelar el registro al PVEM—presentada en Change.org—, firmada por más de 130 mil personas, debe ser aceptada por el Instituto Nacional Electoral y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), por el cúmulo de violaciones a la ley. Pues si la decisión se deja en las urnas, el Verde volverá a volar como pájaro de cuenta. Las instituciones deben asumir su responsabilidad ahora. 


gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx