Capitolio

Negocio de cúpulas

Los partidos en México son negocio de cúpulas transexenales y familias sin escrúpulos, ajenos a una ciudadanía que los repudia. La alternancia, en lugar de limitarlos, les dio mayor influencia y dinero. Del PAN se esperaba que, una vez en el poder, impulsara una reforma para colocar a la sociedad en el centro de las decisiones y atacara la corrupción de raíz, pero falló rotundamente.

El PRI es el partido con mayor presencia en el país: ocupa 20 gobiernos estatales (de 31), el 63 por ciento de dos mil 455 municipios y es mayoría en los congresos locales.

En 2012 recuperó el poder, pero ahora enfrenta la paradoja de no saber qué hacer con él, excepto generar escándalos por presuntos conflictos de interés, acusaciones de organismos nacionales e internacionales por la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa y la violación de derechos humanos.

El PRD pasó del radicalismo de Andrés Manuel López Obrador al pragmatismo de “los Chuchos”, cuya alianza con el presidente Peña Nieto le ha redituado beneficios al grupo, pero graves perjuicios como partido.

Autoridades del PRD fueron las primeras responsables del conflicto en Guerrero por la desaparición de estudiantes en Iguala.De los nuevos partidos, el que tiene mayores posibilidades de avanzar en el Congreso es el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), de López Obrador, dado el rechazo hacia las demás fuerzas políticas. Sin embargo, las encuestas apuntan que el PRI mantendrá la mayoría de asientos. 

El Partido Verde, de la familia González Martínez, creció en las últimas elecciones, pero los escándalos de sus dirigentes, el uso discrecional de dinero público para financiar campañas engañosas, tendentes a captar votos de ciudadanos incautos y poco informados, y sus recurrentes faltas a la ley, lo desenmascararon ante la población.

Existe una buena noticia para la ciudadanía, pues de los diez partidos con registro, por lo menos tres podrían perderlo el 7 de junio si no logran el mínimo de votos exigido por la ley (tres por ciento del total emitido; en 2012, el umbral era del dos por ciento). Los membretes en riesgo son el Partido del Trabajo, Nueva Alianza (fundado por la ex líder del SNTE, Elba Esther Gordillo), Movimiento Ciudadano, el Humanista y Encuentro Social. 


gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx