Capitolio

Límite a los partidos

La paradoja del carro completo del PRI el 6 de julio es que en la próxima legislatura tendrá dos diputados menos que en la actual, pues por ley ningún partido puede ocupar más de dieciséis escaños por los principios de mayoría relativa y representación proporcional. Sin embargo, no perderá la mayoría calificada de dos tercios —necesaria para reformar la Constitución—, pues sus aliados le darán los votos suficientes para aprobar las iniciativas del gobernador y las de su propia bancada.La mayoría de los partidos satélite alcanzó un asiento de representación, pero no podrán formar grupo parlamentario, pues para hacerlo necesitan por lo menos dos curules. El PAN se encuentra por ahora en la misma tesitura. Si la sala superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación(TEPJF) no modifica el reparto de plurinominales, mercenarios políticos como Abundio Ramírez Vázquez, cuyo partido (de la Revolución Coahuilense) obtuvo cuatro mil 582 votos, y José Luis López Cepeda, del Campesino Popular (cuatro mil 429), accederán al Congreso. La lista nominal del estado la componen poco más de dos millones de electores.La sentencia del TEPJF del 22 de mayo, en los juicios de revisión constitucional electoral interpuestos por los partidos Progresista de Coahuila y Acción Nacional,que contabiliza las diputaciones según la militancia de los candidatos ganadores y no de los partidos que los postularon en coalición, reducirá el número de fracciones parlamentarias. La actual legislatura tiene cinco bancadas, la mayoría con solo dos asientos, incluida la del PAN. El Partido Verde, de la familia González Martínez, cuyo junior Jorge Emilio, actualmente senador, ha sido acusado de tráfico de influencias y de crímenes como la muerte de la turista búlgara Galina Chankova Chaneva, tendrá un diputado a pesar de su pobre votación: seis mil 050 sufragios. El priista Luis Gurza Jaidar, militante del PAN hasta el año pasado, ganó en el distrito IX bajo las siglas del Verde, pero su escaño se le contabilizará al PRI.El Partido Nueva Alianza (Panal), fundado por la excacique del SNTE Elba Esther Gordillo, presa desde el año pasado por lavado de dinero, recibirá también como premio un diputado local. El PT no tendrá representación en el Congreso, pero sí el PSD, con apenas mil 129 votos directos. La diputada plurinominal de esa organización será Claudia Morales, exsecretaria de Turismo del estado y esposa Eduardo Olmos Castro, exalcalde de Torreón. El PAN no pudo acreditar su militancia en el PRI. El reparto de diputaciones plurinominales, que premia a partidos sin representación, debe abrir un debate sobre la necesidad de sujetar a esos membretes a la competencia directa para que su registro y decisiones no dependan de una fuerza hegemónica, en este caso la del PRI. Así subsistirían solo los partidos con respaldo ciudadano.El primer paso en ese sentido se dio con la reforma político electoral, promulgada el 10 de febrero pasado, y la Ley General de Instituciones y Procedimientos Políticos (Legipe), publicadael 23 de mayo. En lo sucesivo, los logotipos de los partidoscoaligados aparecerán por separado —para determinar su peso real— y no en un solo espacio como ocurrió en Coahuila el 6 de julio. Para conservar su registro, las fuerzas minoritarias deberán obtener por lo menos el tres por ciento de la votación válida emitida; antes se salvaban con solo el dos. 



gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx