Capitolio

Gobernadores distantes

La relación entre el nuevo gobierno de Nuevo León y el de Coahuila empezó con el pie izquierdo. En vísperas de la toma de posesión del primer gobernador independiente del país, Rubén Moreira declaró que “criticar por criticar y ser ‘bronco’ no arregla ni madres”. Uno de los testigos fue Alejandro Gutiérrez, hoy secretario adjunto al presidente del PRI, Manlio Fabio Beltrones.

Cuestionado sobre el señalamiento de su homólogo y vecino, Jaime Rodríguez se tiró un farol: “Nuevo León saldrá más pronto de sus problemas que Coahuila”.

Ante los supuestos celos de Moreira, Rodríguez exhortó a los coahuilenses a “despertar” para darse un mejor gobierno en las elecciones de 2017.Rodríguez no es el único “bronco” al que pudo referirse Rubén Moreira, pues entre el 17 y el 21 de septiembre ocurrieron dos actos que anticipan unas elecciones para gobernador más competidas, incluso dentro del PRI por la candidatura: 1) la reunión de los alcaldes de Saltillo, Isidro López Villarreal (PAN), y de Acuña, Evaristo Lenin Pérez (UDC), con el empresario Armando Guadiana Tijerina, aspirantes al gobierno del estado; y 2) la renuncia de Noé Garza al PRI para postularse en 2017 como independiente.

El ex alcalde de Torreón, José Ángel Pérez, renunció al PAN el 15 de octubre, con el mismo propósito.

El compromiso del líder del PRI, Manlio Fabio Beltrones, de escuchar a la militancia y a la ciudadanía a la hora de proponer candidatos, se pondrá a prueba el año próximo.

En trece estados se elegirá gobernador, de los cuales tres colindan con el nuestro: Chihuahua, Durango y Zacatecas, en poder del PRI. Uno de los más críticos para ese partido es Veracruz, donde Javier Duarte acabó de hundir a la entidad en la peor corrupción y crisis de inseguridad, después del sexenio de Fidel Herrera, también nefasto.

Según decida el PRI las candidaturas para los comicios de 2016, el priismo y Rubén Moreira podrán darse una idea de cómo se resolverá la sucesión local. La tendencia es que las decisiones vengan del centro para fortalecer al presidente en el tramo más difícil de su gestión, sembrado ya de broncos, broncas e independientes en la mayor parte del país, así como de un creciente rechazo ciudadano hacia los partidos. 



gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx