Capitolio

Fuerzas encontradas

La duda sobre la próxima sucesión es si Rubén Moreira llegará a su último año de gobierno con fuerza suficiente para nombrar sucesor, como él mismo lo fue de su hermano Humberto; algo inédito y con toda seguridad irrepetible. Las condiciones son ahora distintas. En los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón, los gobernadores fueron absolutos y en algunos estados todavía lo son.El escenario para las elecciones de 2017 luce difuso todavía. Rubén Moreira mantiene el control político. Sin embargo, dentro y fuera del PRI existen corrientes que pugnan por cambiar la dirección política, formadas por organizaciones sociales, fuerzas económicas y liderazgos marginados e incluso agraviados.

El argumento es que dos sexenios de moreirismo capsular son demasiados; ya es hora de dar paso a otros cuadros, advierten. El PAN basará su campaña en la necesidad de alternar el poder, después de ochenta y seis años de gobiernos priistas, los cuales se cumplirán en 2017.Acción Nacional explotará el caso de la deuda por más de treinta y seis mil millones de pesos, herencia de Humberto Moreira, y otros escándalos para castigar al PRI en las urnas, sobre todo si su candidato tiene vínculos con el actual grupo en el poder.

Luis Fernando Salazar empezó a preparar el ambiente en la Cámara de Senadores y en sus recorridos por el estado, donde denuncia la contratación irregular de créditos, los efectos de la deuda en la calidad de vida de los coahuilenses y la falta de castigo para los principales responsables: Humberto Moreira, Jorge Torres y Javier Villarreal.Las elecciones para diputados del 7 de junio pueden ampliar la nómina de aspirantes del PRI y el PAN.

La mayoría de los últimos gobernadores surgieron del Congreso federal: Rubén Moreira, Enrique Martínez, Rogelio Montemayor, Eliseo Mendoza, José de las Fuentes, Óscar Flores Tapia y Eulalio Gutiérrez. Humberto Moreira fue la excepción, pues el PRI lo postuló cuando era alcalde con licencia. La experiencia resultó desastrosa.Las condiciones incluso son propicias para la formación de una alianza de partidos nacionales contra el PRI, con un candidato independiente o externo, pues en este momento el PAN carece de figuras de prestigio y por sí solo jamás ha estado cerca de ganar el gobierno. 


gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx