Capitolio

Éxito o fracaso

Gobernar se complica a medida que la ciudadanía asume su papel y fuerza al Estado a cumplir el propio. Ahora mismo sucede en México, país de simulación y democracia balbuciente. El principal reclamo es de seguridad y justicia, lo que implica afrontar la corrupción de manera estructural y no solo en apariencia. El presidente Peña, los gobernadores y los alcaldes son objeto de presión social por la acumulación de errores propios y de omisiones y abusos —sin castigo— de quienes les antecedieron.A escala municipal, el alcalde de Torreón, Miguel Riquelme, responde a Luis Guillermo Hernández, en entrevista para Espacio4, a una serie de inquietudes que marcaron la agenda de 2014:LGH: ¿La seguridad aún es la gran asignatura pendiente? Está el alza en los robos.MR: La seguridad tiene varias aristas. Nosotros estábamos viviendo la peor: la presencia del crimen organizado y los homicidios dolosos. Se trataba de reducirlo al máximo sin afectar ni asustar a la población. Lo logramos este mismo año, redujimos el 40 por ciento de los homicidios. No hubiera sido posible sin apoyo del gobierno del estado y la Federación. Con visión, el gobernador nos llamó a los alcaldes y nos dejó en claro cuál es la línea. Torreón pudo avanzar, ya se había iniciado la depuración, pero cuando tienes municipios cercanos contaminados con el crimen, es imposible. Al final, vienen, delinquen y regresan a sus guaridas, en ejidos y comunidades. Ha mejorado la coordinación con Durango en materia de seguridad, sobre todo desde la llegada del mando único y la actuación del general Cuauhtémoc Antúnez, en Torreón. Ha mejorado mucho lo que nos dolía y lastimaba a la sociedad. Esto provocó hace dos años la depresión económica en La Laguna. El avance ya dio frutos con Yura que generará cuatro mil empleos enTorreón, además de los indirectos. (…)LGH: El municipio entró al proyecto del alumbrado público, pero hubo señalamientos sobre la licitación, también en el proyecto de Metrobús.MR: Mira, en la cuestión del alumbrado público siempre lo dije: no me iba a meter aun tema del cambio de tecnología dentro de miles de compañías que existen con lámparas “patito” que no dan la calidad que nuestro municipio merece. Construlita es seria por donde le quieran buscar, ha obtenido contratos muy grandes en el país y la lámpara nunca ha quedado mal. Sin embargo, nuestra infraestructura era muy deficiente, era imposible comprar lámparas y ponerlas nosotros. No hubiéramos obtenido ahorro de energía ni calidad de iluminación. Era cambiar infraestructura con dinero que no tiene el municipio; un crédito no hubiera sido lo correcto. Hoy tenemos una concesión donde al municipio no le va a costar un solo peso y se va a cambiar la infraestructura al cien por ciento donde sea necesario; en otras partes solo cableado y lámpara. Construlita entregó la mejor propuesta y otras no.¿Cuál fue la polémica? Algunas empresas argumentaron el plazo corto para el estudio, pero nosotros, en agosto, después de ganar la elección, vimos a las empresas que se inscribieron en la licitación y todas entregaron estudios, algunos bien elaborados; otros dejaban mucho qué desear.En Torreón, la oposición la ejerce la ciudadanía; en Saltillo, el PRI. De las respuestas que brinden los alcaldes Miguel Riquelme e Isidro López, pero sobre todo de a quien sirvan y prioricen —a la sociedad o a su partido—, dependerá el éxito o fracaso de sus gobiernos. 


gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx