Capitolio

Divorcio con las urnas

El divorcio entre la sociedad y los partidos, los escándalos de corrupción de la clase política, la falta de castigo y de resultados de los gobiernos —federal y locales—, la crisis y el debilitamiento de las principales oposiciones (PAN y el PRD) tras su participación en el Pacto por México, promovido por el presidente Peña Nieto para impulsar reformas que han provocado rechazo y efectos mínimos, y el desencanto por la democracia han tenido como consecuencia que solo el 38% de los ciudadanos inscritos en la lista nominal piense participar en los comicios legislativos del 7 de junio.

Así lo refleja un estudio de opinión de Covarrubias y Asociados para el Instituto Nacional Electoral (INE), según el cual uno de cada dos ciudadanos advierte que las elecciones en México no han sido confiables.

“La otra mitad se reparte entre los que consideran que sí lo han sido (27%) y los que piensan que han sido parcialmente confiables (23%)”, apunta el análisis difundido el 28 de abril.

Una concurrencia ciudadana del 38% para elegir 500 diputados federales elevaría el abstencionismo un 6.61% respecto a las elecciones intermedias de 2009 cuando el 55.39% de los mexicanos optó por no votar.

Hasta el 24 de abril, el INE tenía inscritos más de 83.5 millones ciudadanos en la lista nominal, 52% de las cuales son mujeres.La investigación aporta otro dato relevante: “del 37/38% que afirma sí tener intención de ir a votar, muchos de ellos van a ir a anular su voto o dejarlo en blanco o meterle una boleta de revocación de mandato”.

Los movimientos cívicos que incitan a expresar de esa manera el repudio contra los partidos, los gobiernos de todas las tendencias y la incapacidad para afrontar los problemas políticos, económicos y de justicia, han persuadido a legiones a manifestarse de ese modo en las casillas.

Los comicios del 7 de junio, en los cuales se elegirán también nueve gobernadores, 600 diputados locales y más de 900 ayuntamientos, serán los primeros a cargo del INE. Sobre su desempeño en la organización del proceso, la mitad de los consultados no observa diferencia con el IFE (precedente del Instituto Nacional Electoral), el 34% espera una mejoría y el 5% cree que resultará peor, dice la averiguación. 


gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx