Capitolio

Crisis de confianza

En México las alternancias han provocado desencanto por la democracia y mayor desconfianza en el gobierno. El malestar por la corrupción política, la mala marcha de la economía y la ineficacia de las autoridades se refleja en la intención de voto para las elecciones presidenciales del 1 de julio, que por primera vez favorece con claridad a un partido de izquierda (Morena). El PAN tiró por la borda 12 años de gobierno y el PRI que regresó a Los Pinos es uno de los peores en sus 89 años de historia.

México ocupa el último lugar de los países menos conformes con la democracia, según una encuesta del Centro de Investigaciones Pew (PRCPP, por sus siglas en inglés), laboratorio de ideas con sede en Washington, presentada el 16 de octubre de 2017. A la pregunta de “¿cuán satisfecho está con la forma en que la democracia funciona?”, el 93% de los mexicanos se declaró descontento y solo el 6% respondió positivamente. De los 36 países consultados, Suecia, India y Tanzania son los más satisfechos (79%).

El PRCPP advierte que “pocos en el mundo tienen mucha confianza en su gobierno”, y que “las actitudes sobre el funcionamiento de la democracia están estrechamente ligadas a la confianza del público en su gobierno nacional”. En México, solo el 17% cree en el suyo. De los siete países encuestados en América Latina, el gobierno de Nicolás Maduro (Venezuela) resultó ser el más fiable con el 29% —12 puntos porcentuales por encima del de Peña Nieto—. Tanzania (89%), India (85%) e Indonesia (83%) encabezan la lista.

“Además de la política, el estado de la economía está fuertemente relacionado con la confianza de las personas en su gobierno. Los públicos que han experimentado un mayor nivel de crecimiento económico en los últimos cinco años tienden a tener más confianza en su gobierno nacional para hacer lo correcto para su país. Por ejemplo, en India, donde la economía ha crecido en promedio 6.9% desde 2012, el 85% confía en su gobierno nacional”, indica la muestra. El crecimiento anual promedio del PIB será del 2.5% en el actual sexenio. La inflación, al contrario, tuvo un disparo. El año pasado fue de 6.77% (Inegi), una de las más alta en los tres últimos gobiernos. 


gerardo.espacio4@gmail.com