Capitolio

Construir ciudadanía

Rodrigo Abascal, presidente de la fundación que lleva el nombre de su padre (Carlos Abascal), secretario de Gobernación en el último tramo del sexenio de Vicente Fox, advirtió sobre la urgencia de “construir una ciudadanía libre y no (de) nuevos súbditos y clientes al servicio de los caudillos o burócratas que pretenden sustituir al pueblo en su capacidad soberana para decidir sus actos”.En Argentina, Brasil, Chile y España, los partidos en el poder han afrontado escándalos de corrupción en los últimos meses, los cuales provocaron crisis en los gobiernos de Cristina Kirchner, Dilma Rousseff, Michelle Bachelet y Mariano Rajoy.

En mayor o menor medida, todos reaccionaron para contener el enfado popular. En Brasil, la presidenta de Petrobras, Maria das Graças Foster y los principales directivos renunciaron el 4 de febrero por presuntas transferencias al Partido de los Trabajadores y por haberse beneficiado de contratos con la petrolera. Tampoco así se apaciguó la ira social.

Argentina se detuvo el 31 de marzo por un paro general de sindicatos del transporte —de aire, mar y tierra— en protesta por la carga impositiva sobre los ingresos, la carestía y las maniobras del partido de la presidenta para perpetuarse en el poder. Antes le había estallado el escándalo por el asesinato del fiscal Alberto Nisman, quien fue encontrado muerto el 19 de enero en su departamento.

En esa fecha, Nisman ofrecería pruebas contra Kirchner y altos funcionarios de su gobierno por el supuesto encubrimiento de terroristas iraníes que atentaron contra la Asociación Mutual Israelita de Argentina (AMIA), el 18 de junio de 1995, donde murieron 80 personas y 300 resultaron heridas.México muestra también síntomas de agotamiento social, el cual se manifiesta contra el gobierno, los partidos y la clase política en general.

Lo más agraviante es la corrupción y la impunidad, pues los poderosos jamás son tocados como sucedió en Brasil con la renuncia e investigación de los directivos de Petrobras; y Argentina, donde Niesman estuvo a punto de llevar a juicio a la presidenta.Una de las causas por las cuales en México existe tanto malestar y escepticismo es, justamente, la falta de consecuencias por los abusos del poder.También falta una ciudadanía más participativa. 


gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx