Capitolio

Charla con Zermeño

Ricardo García y Jorge Zermeño (PAN), los únicos coahuilenses que han entregado la banda presidencial como líderes del Congreso —en sus casos a Vicente Fox y a Felipe Calderón—, trabajaron para el gobierno de Peña Nieto. El primero se desempeñó como subprocurador de Derechos Humanos de la PGR hasta el 28 de mayo; y el segundo, como su asesor, hasta el 15 de agosto. García renunció por discrepancias con la estrategia de seguridad del gobierno federal y problemas de salud. Zermeño lo hizo por solidaridad. García declaró a CNN que “no se puede combatir la violencia con violencia” y que su dimisión “no es una cuestión de enfrentamiento personal con un gobierno en particular. Es una convicción de que el esfuerzo de las instituciones requiere mecanismos que no solo sean el recambio, pues estamos frente a un problema de dimensiones mayores”. Previamente, Gobernación había cifrado en ocho mil el número de desparecidos. El 22 de agosto, la PGR reconoció más de 22 mil.Zermeño se incorporó a la PGR a mediados de julio de 2013, invitado por García, luego de que el PAN perdiera la alcaldíade Torreón. El exembajador en España aspiró al cargo, pero perdió la candidatura con Jesús de Leónen un proceso interno. Algunos sectores le reprochan haber dividido al panismo y confundido a los electores cuando su partido lo necesitaba para ganar las elecciones. Otros atribuyen la discordia y la derrota al diputado Guillermo Anaya.Zermeño, Anaya y otros líderes panistas se reunieron la víspera de las elecciones legislativas del 6 de julio pasado para enviar un mensaje de unidad. Intento vano, pues el PAN perdió los cuatro distritos de Torreón y los otros doce del estado. Hablé telefónicamente con Zermeño a la PGR cuando hacía la maleta.—¿Cómo ve al PAN de Coahuila después de unas elecciones que hablan por sí solas?—Esto tiene que poner a reflexionar a todos, las cosas no pueden seguir así.—¿Cuál es la ruta?—Básicamente, entender que el partido es más plural, hay más opciones. Si (el PAN) quiere aspirar a tener buenos resultados en las próximas contiendas, (debe) pensar en candidaturas competitivas y con otro estilo hacer las cosas. No puede ser que un grupo determine todas las cosas, ¿no? Ese ha sido el gran problema.—Hacerlo implica renunciar a posiciones.—No se trata de renuncias, se trata de abrir espacios y entender que cuando pierde el PAN, perdemos todos. Y si el ánimo de alguno de ellos es aspirar a candidaturas como la presidencia municipal, la gubernatura, pues el partido tiene que empezar ya a hacer un trabajo diferente, pensar que en las siguientes elecciones tiene que abrir espacios.—¿Existe ese ánimo?—Yo espero que sí, si hay un poco de sentido común, ya no digas buena voluntad. El sentido común te indica que no puedes estar jugando como sea y con quien sea. El partido debe tener puertas abiertas, generosidad, visión para pensar qué es lo mejor que puedes ofrecerle a la ciudadanía. Ya no puedes salir con cualquier candidatura.—Ustedes se han reunido ya en varias ocasiones, ¿vislumbra algún principio de conciliación, de entendimiento, de renuncia a protagonismos?—No ha habido reuniones todavía, ha habido encuentros, pero reuniones para ver análisis serios no las ha habido. 


gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx