Capitolio

Castigo en las urnas

En menos de seis meses serán las elecciones de medio período del presidente Peña Nieto, cuyos últimos predecesores fueron reprobados en la misma tesitura. En las intermedias de Ernesto Zedillo, el PRI perdió el Distrito Federal y el control de la Cámara de Diputados, los cuales no recupera desde 1997. Vicente Fox y Felipe Calderón (PAN) también fueron castigados en las urnas: uno, por no cumplir las expectativas de cambio ni atacar la corrupción; otro, debido a la crisis económica por la recesión en Estados Unidos y la espiral de violencia por la guerra contra la delincuencia organizada.Los comicios federales y locales de 2015 concurrirán el 7 de junio por reformas a la ley, antes eran el primer domingo de julio. En el primer caso, se renovará el Congreso, compuesto por quinientos diputados, cuya distribución actual es: PRI 214, PAN 114, PRD 101, PVEM 27, MC 20, PT 14 y Nueva Alianza 10. El segundo, comprende quince estados y el Distrito Federal, donde se elegirán nueve gobernadores, casi un millar de ayuntamientos, legislaturas locales y jefes delegacionales. En Chiapas, las votaciones serán el 19 de julio.Guerrero y Michoacán, donde habrá cambio de gobierno, registran hoy los mayores índices de violencia, malestar social e inestabilidad. Ángel Aguirre (PRD) y Fausto Vallejo (PRI) renunciaron por incapacidad y en medio de escándalos por la infiltración del crimen en las estructuras políticas y policiacas. La crisis se agravó por el asesinato de seis civiles en Iguala, la desaparición forzada de cuarenta y tres estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa y la presión internacional para esclarecer los acontecimientos e identificar y castigar a los culpables.Otra de las zonas conflictivas donde habrá elecciones es el Estado de México, no solo por la inseguridad y la corrupción, sino por el fusilamiento de civiles en Tlatlaya, por parte del Ejército, el 30 de junio. El gobernador Eruviel Ávila (PRI), la PGR y la Secretaría de la Defensa hicieron creer que la muerte de veintidós presuntos delincuentes ocurrió durante un enfrentamiento, pero fueron desmentidos por la agencia AP y la revista Esquire, después de acudir al lugar y de entrevistar a dos sobrevivientes. El 21 de octubre, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos confirmó la ejecución de quince personas.En un escenario nacional de violencia e impunidad, de nulo crecimiento económico, de falta de liderazgo e insatisfacción creciente, manifestada por estudiantes de universidades públicas y privadas y grupos de diversa índole, las expectativas para el PRI, como partido gobernante, son negativas. El PRD carga con el descrédito del gobierno de Guerrero y las matanzas de Iguala, mientras el PAN todavía no supera la resaca de haber gobernado el país por doce años sin lograr cambios significativos, en los cuales se exacerbaron la corrupción y la violencia.El único partido con posibilidades reales de crecer en las elecciones intermedias es Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), de Andrés Manuel López Obrador. Las críticas del líder del PRI, César Camacho, contra el ex candidato presidencial y las demandas para investigarlo por su presunta relación con el ex alcalde prófugo de Iguala, José Luis Abarca, no son de balde. Las respuestas del gobierno federal en Guerrero, Michoacán y Estado de México han sido equivocadas e inoportunas. El presidente Peña no afronta un problema de relaciones públicas, sino una crisis de gobierno. El 7 de junio, los mexicanos lo calificarán a él y su partido. 


gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx