Capitolio

Candidatos independientes

El repudio ciudadano a los partidos empieza a convertirse en movimiento cívico de alcance insospechado, preferible a cualquier tipo de expresión violenta o abstencionista. Frente a la descomposición del país por los malos gobiernos, la inseguridad, el nepotismo, la corrupción y la impunidad, la sociedad no solo no observa una actitud de cambioen los partidos, sino la reafirmación de vicios e intereses personalistas y de cúpula. La rotación y persistencia de los mismos cuadros y las legiones de funcionarios electos por voto popular que abandonan sus responsabilidades para trepar a otros cargos, manifiestanun deseo insano de perpetuar en el poder a los mismos grupos.Ahora mismo, el ex gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, trata de imponer a su junior como candidato del PRD a la alcaldía de Acapulco.En Nuevo León, estado vanguardista por antonomasia, el desencanto por las virtuales nominaciones de Ivonne Álvarez (senadora del PRI con licencia) y Margarita Arellanes (alcaldesa panista de Monterrey, también de permiso), para suceder a Rodrigo Medina,incitala participación de candidatos independientes. El ex panista Fernando Elizondo, sustituto del gobernador Fernando Canales,será el abanderado del Partido Movimiento Ciudadano. En 2012, Movimiento Ciudadano postuló a Enrique Alfaro Ramírez, ex alcalde de Tlajomulco por el PRD, para el gobierno de Jalisco.Después de tres administraciones panistas consecutivas, encabezadas por Alberto Cárdenas, Francisco Ramírez y Emilio González, la elección parecía un día de campo para el PRI. Su candidato Aristóteles Sandoval, apoyado también por losmercenarios del Partido Verde, había pedido licencia como alcalde de Guadalajara para competir por la gubernatura. Sin embargo, Alfaro obtuvo un millón ciento sesenta mil sufragios (34 por ciento de la votación total) y Sandoval un millón trescientos mil (38 por ciento), una diferencia de apenas cuatro puntos. El PAN se desplomó al tercer lugar: captó el 20.3 por ciento de los votos.Fernando Elizondo, virtual candidato de Movimiento Ciudadano, es hijo del ex gobernador Eduardo Elizondo (PRI), defenestrado en 1971 por el presidente Echeverría a causa de una reforma a la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma de Nuevo León. El estatuto provocó movilizaciones en varios estados; en la Ciudad de México, la represión del grupo paramilitar “Los Halcones”, el 10 de junio de 1971, derivó en la masacre del Jueves de Corpus.Como candidato del PAN a la gubernatura de Nuevo León en 2009, Elizondo captó 760 mil votos (43 por ciento) contra 859 mil (49 por ciento) de Rodrigo Medina, propuesto por una coalición formada por el PRI, el Verde y dos partidos locales. La intención de Movimiento Ciudadano es obvia: capitalizar la insatisfacción por las postulaciones de Ivonne Álvarez y Margarita Arellanes con un ex panistareconocido y con experiencia empresarial y de gobierno.Otro aspirante independientees el ex priista Jaime Rodríguez, “el Bronco”, ex alcalde de García, Nuevo León. La candidatura de David Noel Ramírez, rector del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, se promueve en las redes sociales con la etiqueta #unrectorgobernador. La ciudadanía, pues, busca sus propios candidatos, ajenos a los partidos e incluso entre ex militantes de algunos, pero con el prestigio de Elizondo o el carisma de Alfaro en Jalisco. 


gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx