Capitolio

Atemperar los ánimos

Entre la fundación del PRI y el momento actual, Coahuila ha tenido 23 gobernadores. De ellos, solo tres fueron secretarios de Estado después de terminar su periodo: Nazario Ortiz (Agricultura) y Raúl López (Marina) con Alemán, y Enrique Martínez (Agricultura) con Peña. Después vino para todos el retiro, excepto para EMM, nuevo embajador de México en la Cuba de la dictadura castrista.

Dos aforismos, el primero de Anatole France, y el segundo de Octavio Paz, conservan plena vigencia. “Gobernar significa descontentar”, decía el francés. “Ningún pueblo cree en su gobierno. A lo sumo, los pueblos están resignados”, advertía el mexicano. La diferencia es que unos descontentan más que otros, máxime en los tiempos actuales; y respecto a la credibilidad en el gobierno, en México ya se perdió por completo. La crispación nacional no es producto de un estado de ánimo pasajero, sino de una crisis institucional, causada a su vez por una grave falta de liderazgo —sobre todomoral— y distorsiones en el ejercicio del poder.

Coahuila vive momentos difíciles, no solo por la deuda acumulada en el sexenio anterior, su contratación irregular, su ejercicio impune y su destino incierto, y una sucesión gubernamental adelantada, la cualdistrae a quienes deberían dedicar su tiempo a resolver problemas acuciantes (inseguridad, insuficiencia de servicios, abuso de autoridad), sino por el clima político de encono.

El tono beligerante y pendenciero del discurso puede generar violencia política y social. ¿Eso se quiere? Es imperativo reencauzar la lucha por el poder y atemperar los ánimos. En Tamaulipas, hace seis años, el desarreglo político y la delincuencia organizada propiciaron el asesinato de un candidato a gobernador (Rodolfo Torre, PRI). Hoy el estado es un polvorín. Coahuila debe evitar a toda costa caer en la misma situación. Para lograrlo se requiere compromiso y voluntad de autoridades, partidos y aspirantes al gobierno.

En otro entorno, el sábado pasado se realizó en Saltillo un desayuno para desearle a Enrique Martínez éxito en su nueva responsabilidad, en casa de Abraham Cepeda, director de la Conaza. Asistieron empresarios, políticos y autoridades. Los mensajes de Armando Fuentes, Catón, y del ex gobernador Eliseo Mendoza demostraron que es posible hablar de otros temas —la sucesión vendrá a su tiempo— y ver hacia el futuro con optimismo y altura de miras. 


gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx