Capitolio

¿Por qué Alemania?

Carlos Estrada, funcionario diligente del Congreso local y buen amigo, había cifrado sus esperanzas en la selección de Brasil para obtener la Copa. Una vez eliminado vergonzosamente el anfitrión por Alemania, mudó sus preferencias al equipo de Argentina.Mi esposa Chilo y nuestros hijos Gerardo y Ernesto hicieronlo mismo. Mi favorito fue desde un principio el ahora tetracampeón. Durante la final, Estrada cambió de camiseta y se enfundó la germana por el juego sucio de los argentinos, lo cual habla de un hombre limpio. La verdadera sorpresa del Mundial hubiera sido que el equipo de Joachim Löw no alzara el trofeo. Los líderesreflejan a su pueblo y viceversa. Como gran país, Alemania ha aceptado sus culpas y pagado sus errores, pero además pudo levantarse de la derrota de dos guerras mundiales. A la segunda fue arrastrada por la insania de un caudillo que aprovechó la crisis económica y política, el abatimiento social, el vacío de poder y la decadencia del sistema. El éxito y progreso alemán se finca en su ingenio, espíritu y cultura, expresados en múltiples campos. En el científico, destacan Albert Einstein, autor de la teoría de la relatividad general, la cual condujo a un nuevo concepto de gravedad y al estudio del origen y la evolución del Universo. En la fundación de la física moderna y de la química nuclear contribuyeron también Max Planck, desarrollada por Werner Heisenberg y Max Born. El primer Nobel de Física —de los cien premios ganados por alemanes de origen o nacionalidad en distintas ramas— fue para Wilhelm Conrad Röntgen, descubridor de los rayos X, en 1901. Paisanos suyos fueron, en tiempo más remoto, Alexander von Humboldt, “padre de la Geografía Moderna”.  Johannes Gutenberg inventó la imprenta de tipos móviles en los años cuarenta del siglo XV. El primer ordenador digital automático se debe a Konrad Zuse, Ferdinand von Zeppelin inventó el dirigible, Otto Lilienthal fue pionero de la aviación y Hugo Junkers construyó el primer aeroplano de metal. Rudolf Diesel, Gottlieb Daimler y Karl Benz dieron a Alemania prestigioen la industria automotriz. En el terreno de la filosofíaylas letras, la alineación histórica es igualmente influyente y poderosa: Leibniz, Kant, Hegel, Goethe, Schiller, Schelling, Fichte, Marx, Engels, Schopenhauer, Nietzsche, Heidegger, Habermas, Thomas Mann, Bertlolt Brecht, Hermann Hesse, Heinrich Böll y Günter Grass. Y en música, Bach, Beetthoven,Brahms y Wagner. Con esa visión sinóptica —apoyada en Wikipedia—,uno puede comprender por qué Alemania no solo es potencia futbolera, sino base de la Unión Europea, cuarta economía global y una de las veinticinco democracias plenas del mundo. En 2012 ocupó el lugar catorce del índice de democracia elaborado por la Unidad de Inteligencia de “The Economist”, con 8.34 puntos; el primer lugar lo ocupó Noruega (9.93). En el mismo listado, pero en el bloque “democracia defectuosa”, México figuró en el puesto 51 con una puntuación de 6.9. Tampoco extraña que la canciller Angela Merkel, quien recibió la Copa como regalo adelantado de su cumpleaños sesenta, seacientífica antes que política. Doctora en física por la Universidad de Leipzig,tituló su tesis sobre química cuántica: “Influencia de la correlación espacial de la velocidad de reacción biomolecular de reacciones elementales en los medios densos”. Líder de la Unión Demócrata Cristiana, el año pasado fue reelecta en coalición con el Partido Socialdemócrata. Dilma Rousseff y Cristina Fernández perdieron en la cancha los laureles que tampoco podrán ganar como gobierno.


gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx