Letrasgem

¡Que se vayan los políticos!

Clamor de muchos, desesperación de otros, lo cierto es que nuestros gobernantes no quieren oír las voces de los que para ellos somos invisibles: ¡Qué se vayan los políticos! La situación del país obliga a que muchos así lo deseen, pero el problema es que sigue la acción, la violencia ante la violencia y la ineptitud de gobierno que hace preferir la anarquía.

Y  los políticos no se quieren ir, si tienen el poder, si tienen quién los cuide, si los negocios que hacen existen gracias a sus cargos, si mejor viajan, si mejor encubren a los que apoyaron para subir, si mejor hacen como que tienen principios, si mejor aparentan tener prestigio y credibilidad, y si mejor siguen perteneciendo a partidos políticos que hacen todos lo mismo para simular que no son corruptos, si mejor son del PRI para que hoy puedan hacer más fácilmente sus fechorías.

No podemos pedir que se vayan todos como tampoco escoger a los pocos buenos para que se queden, ni tampoco dejar de elegirlos por el voto, ganarían de todas maneras, porque votarían los incondicionales  de ellos que también son sus cómplices y culpables de lo que ahora vivimos.

Lo cierto es que los políticos existen porque salen de la sociedad, se pulen durante su mandato y se especializan según al grupo que pertenezcan, como una profesión en que ejercen lo peor del egoísmo, la avaricia y en extremo el nulo respeto por la vida.

Entonces ante lo que estamos viviendo que es peor: ¿Grupos de delincuencia organizada  violentando la paz, grupos de cuello blanco violentado también la paz cobijados por un cargo constitucional o grupos de gobernantes violentando igualmente la paz, cobijados por su ineptitud?

Pobre México, qué alternativas tenemos, por eso debemos hacernos visibles.

 

gemmazul@hotmail.com