Letrasgem

Una propuesta para la FIL

Vender libros no es fácil para un país que no lee mucho, hacer un evento cultural con esta temática durante 27 años tampoco lo es, pero que predomine el factor comercial sobre  la necesidad cultural de hacer lectores permanentes, es no tener una visión completa de la cultura por los libros.

 La Feria Internacional del Libro (FIL) que se celebró en esta ciudad recientemente, fue una éxito en cuanto a concurrencia, negocios, eventos de reconocimiento a escritores, presentaciones de libros, pero un pequeñísimo grano de arena que con el potencial del evento, podría ser una montaña para tener más lectores, por eso propongo que la próxima, además de tener como invitado a Argentina, sean precisamente los nuevos lectores los consentidos.

Estoy convencida de que FIL es algo deseado y valorado por los que ya leemos, consideramos que es imposible dejar de asistir, porque tenemos al alcance millones de libros para conseguir en una sola vez , porque nos damos cuenta de las novedades, porque podemos conocer a escritores reconocidos, porque podemos asistir a sus pláticas, porque podemos recrearnos de presentaciones de diversas artes, pero para los que no leen, esto solo se concentra en saber de la noticia y nada más, es decir, no trasciende en sus vidas.

Por eso propongo que además de todo los eventos que se realizan en la FIL, se agreguen más, dirigidos precisamente a todos aquellos que no tienen el hábito de leer y que podrían motivar para que lo tengan e  incluso llamarse programas para nuevos lectores, porque los libros te llaman.

Estoy convencida que con esta nueva visión en la FIL, y con seguimiento de esto por parte del gobierno y las librerías, aumentaría de 1.5 libros leídos al año de los mexicanos a mayores porcentajes (aunque considero que estas cifras no son tan fidedignas)y también con la implementación de unas nuevas figuras como serían consejeros lectorales y clubes de libro.

Porque la cultura de los libros por un rato (9 días de FIL) y otras más pequeñas que se organizan al año, no puede ser suficiente para recordarnos que los libros son tan importantes para el desarrollo de un pueblo, como el que se cultive, se informe, se entretenga a través de estos.

Los libros son más que una feria, que comprarlos y tenerlos en casa, son verdaderos compañeros en espera de un sinfín de mundos por conocer y tan solo con que les demos la oportunidad de leerlos y hacerlos parte de un tiempo de nuestras vidas.

gemmazul@hotmail.com