Letrasgem

Nosotros los estudiantes

Y ellos se organizaron, convocaron y salieron 60 mil por las calles de la ciudad capital, porque primero buscaron ser oídos sin conseguirlo, porque consideraron justas sus demandas, porque así entre tantos manifestándose le darían una lección a los demás: no se puede vivir ahogándose de inconformidad y dejando que el gobierno decida. 

A 46 años la historia no se quiere repetir, el recordatorio de la tragedia de Tlatelolco no intimida a los estudiantes del Instituto Politécnico Nacional para manifestarse y pedir participación en las decisiones del cambio en los planes de estudio, así como su reglamento. Ahora está el proceso de respuesta a sus demandas que serán el parámetro de su comportamiento de los protagonistas.

El ejemplo es basto como participación ciudadana, porque se hizo en paz y caminaron junto con estudiantes de otras universidades, aunque para varios medios de comunicación, la estrella fue el secretario de gobierno, quien por primera vez habló en persona con ellos y se ofreció a tratar de solucionar sus demandas.

Por eso nosotros podemos ser también como estudiantes, pedir ser escuchados y que las autoridades nos digan que sí cooperan, pero como no salimos a las calles de a miles, ni siquiera convocamos, nos unimos y nos organizamos, el gobierno no es nuestro, sino de los partidos políticos, de las autoridades intocables porque muchas veces son fortalecidos por gente con dinero mal habido o de ricos empresarios.

En nuestro país existe una democracia que a poco nos conforma, nos adormece, nos hace olvidar que podemos tener otros mecanismos de participación ciudadana, que no solo puede ser el voto como así tenemos, también establecer otros mecanismos como el referéndum, plebiscito, ratificación de mandato, presupuesto participativo, iniciativa ciudadana, comparecencia pública y proyectos sociales.

Pero para muchos esto es como un sueño, como parte de nuestra ignorancia que beneficia a los que nos gobiernan, porque no quieren compartir el poder. Y como ejemplo está la reforma política para las candidaturas independientes, tan desiguales y discriminatorias para no competir con los partidos. Nosotros los estudiantes que se nos olvide la lección.

 

gemmazul@hotmail.com