Letrasgem

Despertar sin guerra

Nada es peor que el infierno de la guerra, aunque es equiparable a los líderes o grupos fundamentalistas que la ordenan, la justifican y se creen inmunes de ser asesinos. Así es, asesinos son todos los hombres del poder que ordenan estas, aunque se crean los policías del mundo, el pueblo elegidos de Dios o los que por ello luchan por sus territorios, porque matar a inocentes y sembrar el terror solo son condiciones del mal magnánimo, ese que existe para muchas religiones, pero que en realidad se alberga en lo peor del ser humano, tan  inexplicable, porque  es que fuimos creados con esa condición tan nefasta.

Por eso en occidente y en general, condenamos todos los conflictos que además de Gaza hacen que exista el sufrimiento en su máximo potencial,  y ahora por ello, desde aquí, demos por mínimo o nada nuestros problemas, ante los horrores que vemos desde la información, damos gracias de despertar sin guerra y pedimos que así sea para todos.

Sé, sin embargo, que esto no es suficiente para definir algunas zonas del país, lo que se llama “guerra no declarada”, porque existe la inseguridad y los conflictos de los cárteles de las drogas, así como el estrés de la pobreza que no da para lo mínimo para sobrevivir. Hay muchas guerras que los medios no difunden o dan tanta importancia simplemente porque ya nos acostumbramos a este mundo desigual.

Sin embargo, no hay comparación de tener todos los días y a cada instante la posibilidad de perder la vida, como sucede en algunas partes de Ucrania, Siria, Irak y la mencionada Gaza. Eso hace pensar que cuando nuestra especie inició como huésped del planeta, nunca imaginó que el mayor peligro seríamos nosotros mismos, a tal grado que podemos desaparecer.

Por estos conflictos tan aterradores, por la impunidad  de los que los cometen, por la impotencia aún de la ONU por no poder hacer nada, es por lo que algunos lamentamos vivir en este tiempo, aunque tal vez la mayor vergüenza es pertenecer a una especie que nunca ha podido vivir en paz, con hermandad y amor a su prójimo. La guerra es el fracaso de todos los iluminados y de toda las religiones existentes que tanto han pregonado llevarnos bien y el reclamo de porque hemos sido creados tan defectuosos y con la posibilidad de hacernos tanto daño.

 

gemmazul@hotmail.com