Letrasgem

Cuidado con los elegidos de Dios

Ellos los que les llaman o se dicen los elegidos de Dios existen sobre estas tierras. Qué alivio dirían los ingenuos, que horror los que verdaderamente los conocen. Los hay millonarios o al menos que pertenecen a instituciones así de adineradas y ni siquiera por eso se intuye su falsedad.

Son importantes porque tienen poder e influyen en los gobiernos  que hasta les rinden, los festejan y dan gracias de tenerlos tan cerca, porque representan el poder acrecentar sus riquezas y la derrama económica de la región.

Desde aquí en esta ciudad, nos damos cuenta del fenómeno de control de masas que ejercen este tipo de elegidos, que desde el nombre de Dios adormecen conciencias y manipulan voluntades como niños que esperan a un todopoderoso paternalista, como en los tiempos de poca sabiduría sobre esta humanidad.

Los hay que ejercen desde el amparo de ser miembros de la religión mayoritaria de este país, los que  son integrantes de la más seguida en el país vecino, así como los descendientes de fundadores de otras sectas que compiten con la anterior y los que siguen en espera del verdadero elegido. Es decir, Jalisco, como nuestro país, es un mosaico de creencias religiosas y que en casos sus líderes han abusado de su liderazgo para su conveniencia. 

Que aún y a pesar de las denuncias y desprestigio que han tenido algunos, precisamente mexicanos, como el caso de denuncias de pederastia y delincuencia, además del callado y omiso conocimiento de los que practican la poligamia, enriquecimiento ilícito, abuso de poder  y demás “pecados que para ellos no aplican”.

Cuidado con los que se llaman elegidos de Dios, porque pueden ser lo contrario, usted saberlo, haber vivido sus abusos y aún así seguir su palabra y hasta acercarle alguno de sus seres queridos. ¿Es más fuerte la manipulación  que da el autoengaño?

Mientras exista la ignorancia, el deseo irracional de creer que Dios manda a sus representantes, elegidos por sabe qué condición y qué privilegio, seguiremos viendo este aberrante disque designo de Dios.

 

gemmazul@hotmail.com