Garra de León

:Hace dos semanas, la presidenta de la Mesa de Seguridad Ciudadana de León, Rocío Naveja, anunció con bombo y platillo la conformación de un fideicomiso de 100 millones de pesos que serán destinados únicamente para atender el tema de seguridad en la ciudad, para cuestiones que no estén presupuestadas con el único objetivo de disminuir los índices delictivos.

:En los recursos el Estado le entra con 50 millones de pesos, la misma cantidad la pondrá el Municipio, y a partir del próximo año se buscará que estos 100 millones de pesos nuevamente se vuelvan a presupuestar adicionales a 10 millones de pesos que buscarán obtener de la iniciativa privada. Por lo que al cierre del año se pretende que se estén ejerciendo algo así como 320 millones de pesos a través de este fideicomiso que será administrados principalmente por ciudadanos.

:Ayer en su estancia en León, el gobernador Miguel Márquez Márquez, confirmó que van estos 50 millones para la ciudad, además de 25 millones de pesos para Irapuato y otra cantidad similar para Celaya, dejó muy claro que lo que aporten los municipios será adicional a lo etiquetado, pero además tendrá que verse la participación de los ciudadanos.

:Hoy lo que es una realidad es que los recursos que van etiquetados para seguridad no están fluyendo como debería, los que están metidos en el tema saben que para acceder a los recursos del Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg)  se tiene que pasar por una serie de procesos burocráticos que impide se aprovechen, pero también algo que señalaron los integrantes de la Mesa Ciudadana de Seguridad de León es que en el Cabildo leonés no se agilizan las compras y en el peor de los casos no hay un proyecto claro a  largo plazo. Lo cual ocurre en todas las administraciones.

:Habrá que ver si este modelo de fideicomiso cumple con las expectativas que se están fijando, ya que la meta clara es la reducción de los índices delictivos, sin embargo en el tema de seguridad la realidad es algo que no se puede controlar y en cualquier momento puede brincar algo. Incluso no se podrá tener resultados si desde el interior de la corporación policíaca hay problemas.

:¿Qué estará pasando entre los mandos de la seguridad en León?, llamó la atención que ayer el director de la Policía, Oswaldo Jiménez Arcadia, fue como una “estrella fugaz”, apareció en la graduación de la segunda Generación del Programa de Formación Inicial de la Academia Metropolitana de Seguridad Pública de León, evento que por cierto encabezó el gobernador, Miguel Márquez Márquez. Y desapareció de repente. Simplemente nadie supo de él.

:En la graduación también estuvo el secretario de Gobierno, Antonio Salvador García López, y el secretario de Seguridad del Estado, Álvar Cabeza de Vaca, y en otros eventos ha ocurrido que Jiménez Arcadia es el último en irse, precisamente por estar atendiendo a los mandos presentes, pero ayer eso no ocurrió.

:A diferencia de sus compañeros, en primera fila del evento estuvo presente el director de tránsito Ricardo López López, quien espero hasta que concluyó la ceremonia y en lo individual y fuera de protocolo le dio la bienvenida a los 11 nuevos tránsitos que se integraron a la corporación.

:Pero esto no ocurrió con los 14 nuevos policías que ayer se graduaron. ¿O habrá ocurrido algún otro día?, ¿o en otro horario?, porque no hay que olvidar que tanto se ha hablado de que la pasada administración dejó una corporación  desmotivada.  Quizás Oswaldo Jiménez tuvo algo más urgente que atender que estar ayer con sus nuevos elementos.  Habrá sido algo tan importante como el caso del alcalde Héctor López Santillana quien estuvo en el Congreso de la Unión presentando proyectos  y tratando de jalar recursos para León, eso sí justificó su ausencia y seguramente le dará la bienvenida a los nuevos elementos en los próximos honores en el pase de lista.

:El hecho es, ¿pasa o no algo en la corporación de seguridad de León?, por lo pronto ayer el hombre clave en el trabajo policíaco no estuvo respaldando a su jefe, el secretario Luis Enrique Ramírez Saldaña.