Garra de León

:Seguramente donde aún siguen revisando y analizando qué pasó el fin de semana en la contienda interna del PAN, es en el grupo del senador Fernando Torres Graciano, donde el panorama que se presentó no era el que precisamente esperaban luego de la operación política que se hizo en los últimos meses en diferentes municipios.

:Aun cuando el mismo Senador insiste de una manera y otra para explicar que no se sufrió un revés, ni una derrota, los números son fríos y dicen lo contrario. En León simplemente en los consejeros nacionales,  Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, el “delfín” del gobernador Miguel Márquez, como lo llaman en radio pasillo, dobleteó en votos a Ricardo Sheffield Padilla del grupo de Fernando Torres Graciano.

:Otro dato contundente fue lo que ocurrió con los candidatos a consejeros estatales,  por ejemplo en Tarandacuao, Artemio Torres, uno de sus principales operadores, se quedó muy por debajo del ex alcalde de Silao, Juan Roberto Tovar. La dosis se repitió en Cuerámaro, donde quedó al frente Marco Antonio Rodríguez Vázquez, dejando fuera a Javier Solís del comité directivo estatal y relacionado al grupo del Senador. 

:Mientras que en Santiago Maravatío, Víctor Manuel Rojas Morett y Lucía Ayala Rentería, dejaron fuera a Juan Carlos Chávez Ciénega, secretario particular de Fernando, quien ha sido su colaborador por años; en la misma situación quedó Wendy Torres, coordinadora estatal del Movimiento Juvenil. 

:Pero Fernando Torres no fue el único al que le fue mal. Al presidente del comité estatal de PAN, Humberto Andrade Quezada no le fue nada bien con tres de sus apuestas, Tere Botello, Javier Solís y  Yanet Muro, quedaron fuera del proceso; lo cual ya comenzaron a cuestionar los panistas.

:También está haciendo ruido el supuesto pacto, acuerdo, amarre o como quiera llamarle, que habría hecho Humberto Andrade con los aspirantes a la gubernatura. Rumoran que habría llamado telefónicamente a Fernando Torres, Éctor Jaime y a Diego Sinhue, sugiriéndoles que no se inscribieran en su aspiración como consejeros nacionales por León, para evitar enfrentamientos en este momento.

:Ese habría sido el motivo porque el Fernando Torres dicen apechugó y fue por Silao y Éctor Jaime Ramírez Barba fue por Jaral del Progreso, pero quien prefirió mostrar su músculo sin importar la llamada del jefe estatal fue Diego Sinhue. Lo cual ya generó inconformidades entre los otros dos aspirantes. Y ahora Humberto Andrade tendrá que atender antes de que crezca una bola de nieve que no pueda detener.

:Otra apuesta fallida, fue la que habría hecho el secretario de Gobierno, Antonio Salvador García López. Con tantos ojos puestos en esa dependencia, hasta el mínimo de los movimientos salen a la luz. Don Toño habría respaldado a la planilla que encabezó José Alberto López García la cual perdió frente Rodolfo Octavio Aguirre Ruteaga. A ver cómo combina el también Secretario del Ayuntamiento sus labores en la administración pública y las de partido.

:Y si alguien anda más que emocionado con los resultados que se obtuvieron fue el panista Luis Alberto Villarreal, quien ya dejó más que claro que irá por la candidatura a la gubernatura en el 2018, y no mandó a decirle a nada a nadie, fue muy claro en una entrevista con MILENIO, “nos fue bien este fin de semana, no somos triunfalistas, no estamos muertos y nos van a ver en el trabajo del 2017 o 2018”.

:Luis Alberto Villarreal no se metió en camisa de once varas. Se limitó a no hacer señalamientos directos. Tampoco mencionó nombres, pero sí dejó claro, que ya no es el grupo de La Loma, ahora es el grupo de la “Victoria”, y la línea de su grupo seguirá siendo antisistémica, no se someterán a los designios de un liderazgo, ni tampoco al de un Gobernador, eso sí, si se trata de trabajar por la unidad del partido, se sumarán.

:Habrá que ver qué tanto avanza el ex coordinador de la fracción del PAN en el Congreso de la Unión, por lo pronto ya tiene su primer paso para ir por la candidatura como consejero nacional del partido; lo acompaña su hermano y alcalde de San Miguel de Allende, Ricardo Villarreal, y uno de los panistas íconos de su grupo, Justino Arriaga, quien también asume la presidencia del comité directivo municipal de Salamanca.

:Pues con este primer ejercicio al interior del PAN, ya hubo un ajuste, primero en los comités municipales, donde dicen los cercanos al Gobernador,  quedó más que claro que Fernando Torres ya no pesa como antes aún ni con toda la operación política que han hecho; mientras que la gente del Senador aseguran que no es el momento pero de ser necesario demostrará que el proceso no fue tan limpio como se dice; lo que sí es una realidad es que el próximo 11 de diciembre serán electos los consejeros y será la segunda prueba de fuego que tendrán que pasar los panistas, a ver cómo salen de esta.