Garra de León

:Hoy los diputados locales podrían decidir en el Congreso del Estado quién será el próximo procurador de los Derechos Humanos en Guanajuato. Hay tres candidatos: José Carlos Guerra (ex delegado de la PGR y ex presidente del Instituto Electoral); Eric Bolívar, especialistas en Derechos Humanos; y José Raúl Montero, actual subprocurador de Derechos Humanos.

:De entrada se ve complicado que José Carlos Guerra pueda ser el nuevo procurador porque el lunes pasado cometió el error de hacer un chiste misógino antes de su comparecencia. Dijo que Mónica Lewinsky fue la primera que se dio cuenta que iba a ganar Donald Trump porque “le dieron un pitazo”. Una persona que bromea de esa forma no es la correcta para la Procuraduría de los Derechos Humanos. Ese chistecito de mal gusto causó extrañeza entre los diputados, y va a ser muy complicado que hoy voten por él. José Carlos Guerra prácticamente se autodescartó.

:El otro aspirante es Eric Bolívar, quien sí tiene experiencia en el tema, pero fue rudo en su comparecencia. De entrada, se quejó de que los aspirantes llegaron con un ojo morado por el golpeteo entre los partidos políticos. Habría qué ver si los diputados eligen a Bolívar, a pesar de que no ha ocupado cargos importantes en alguna institución pública o privada.

:El tercer aspirante es José Raúl Montero, el actual subprocurador de Derechos Humanos. José Raúl  Montero tiene como ventaja el que conoce muy bien la institución y daría seguimiento a los programas de los últimos años. Además el Subprocurador tiene a su favor el que trabajó con Ramón Martín Huerta en el Gobierno del Estado y en el Gobierno Federal, lo que le permitió conocer un estilo de hacer política en Guanajuato. De tal forma que los diputados podrían decidirse hoy por José Raúl Montero, aunque eso está por verse.

:El cese de Oswaldo Jiménez Arcadia como director de Policía, no cayó de sorpresa para muchos. Las diferencias que ya tenía con su jefe inmediato, el secretario de Seguridad, Luis Enrique Ramírez Saldaña, ya se escuchaba en radio pasillo. El alcalde Héctor López Santillana ya les habría dado un ultimátum hace unas semanas y lo cumplió.

:Con la llegada de José Carlos Ramos Ramos, quien deja el cargo de Comisario en Jefe de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado (FSPE), la proyección es disminuir algunos índices delictivos que se dispararon como el robo en sus diferentes modalidades a casa habitación, cuentahabiente, negocios.

:Ramos no es nuevo. Ya lo dijo el Alcalde, conoce bien la corporación y la ciudad. No es ningún improvisado. Ramos era el operador, estratega de la policía estatal, era el segundo de Juan García Ángeles, hoy Comisario General de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado (FSPE).

:Pero también es un hombre de confianza del secretario de Seguridad Pública del Estado, Álvar Cabeza de Vaca quien lo invitó a trabajar a las FSPE. Por lo que aseguran que este nombramiento será un “enroque de lujo” donde los más beneficiados serán los leoneses. Por lo pronto hoy será el primer día de trabajo de Ramos al frente de la corporación León.

:Por cierto este cambio, se deriva de la revisión que el alcalde Héctor López Santillana anunció que iba a realizar a su administración luego de su primer informe de gobierno ya hizo el primer ajuste claro. El dedo no lo ha quitado del renglón. En agenda tiene reuniones semanales con los titulares de las dependencias, algo tiene claro y se harán los ajustes donde sean necesarios.

:Un nombramiento que también será clave y que seguramente se estará dando en los próximos días es en la Subsecretaría de Seguridad del Municipio. Quien llegue a ese cargo tendrá que hacer mancuerna con Luis Enrique Ramírez Saldaña para que las cosas realmente fluyan y se obtengan los resultados que se tienen proyectados.