Garra de León

:Hace una semana, el que le hizo honor a su nombre y apellido, y que no titubeó ni siquiera para decir que dará la lucha al interior de su partido fue el diputado federal Ricardo Sheffield Padilla, quien exige que el proceso para la elección de candidatos debe ser transparente, en pocas palabras nada de dedazos.

:El panista aspira a ser nuevamente el candidato a la alcaldía de León y su sustento es que las encuestas lo ponen a la punta sobre cualquier otro aspirante, por lo que hoy según esos resultados lo convierten en el panista más rentable sobre los otros nombres que suenan o que incluso han levantado la mano a medias. 

:Y ayer quien le hizo segunda, causando ruido y polémica como en otras ocasiones al interior del partido, fue el diputado federal Miguel Salim Alle quien propuso que aquellos que busquen un cargo público en el 2018 participen en debates públicos y que sea la ciudadanía la que defina quiénes son los mejores perfiles para los puestos que estarán en juego.

:“Somos un partido democrático, no queremos un dedazo”, enfatizó el panista que sabe bien lo que significa ganar y perder, tanto procesos internos en los que participó como coordinador y él mismo como candidato, así como perder la alcaldía de León luego de que su partido gobernó durante 24 años.

:Cómo olvidar que en uno de esos procesos internos perdió contra Ricardo Sheffield, aquella tradición panista que duró años era: hoy si pierdo, en la próxima me toca; también perdió la alcaldía ante la priista Bárbara Botello Santibáñez.  Por cierto, desde entonces a esos panistas hoy diputados federales, se sabía que eran enemigos acérrimos, ¡y hoy juegan en el mismo grupo! apoyando al senador Fernando Torres Graciano.

:Salim argumentó que no se debe designar a un candidato en base únicamente a una encuesta interna, con lo cual se deja a los militantes solo como espectadores y no como partícipes; algo muy cierto que señaló ayer fue que se debe  considerar la capacidad de las personas para ocupar un cargo público con propuesta y no por una cuota partidista.

:Habrá que ver la respuesta del partido porque al día de hoy, si hay un grupo presionando es el vinculado con el senador Fernando Torres Graciano y todos caen en la misma línea, exigen transparencia en los procesos para la elección de los candidatos, no hay que perder de vista que solo es cuestión de días para que se den a conocer las reglas del juego de cómo será la designación en los diferentes cargos o al menos así lo adelantó, en su visita de la semana pasada, Ricardo Anaya.

:Los que también andan muy activos son los ciudadanos que buscan ser candidatos independientes para las contienda electoral del 2018, por un lado el empresario Édgar Chico ayer estuvo recolectando firmas en la concha acústica de San Juan Bosco,  ¡pues cómo no!, aprovechó la gran afluencia de gente que acude como cada semana al tianguis.

:Mientras que Rubén El Bravo Fonseca decidió irse a la comunidad de San Juan de Abajo y después a Las Hilamas, y aprovechó los micrófonos para decir que todos los que aspiran a un cargo de elección popular en el 2018 deben de ponerse en los zapatos de los ciudadanos y vivir la realidad que se registra hoy en León.

:Por lo que los lugares que El Bravo estará visitando, serán principalmente los polígonos de pobreza, dice que hoy ya lleva 2 mil 500 firmas y podrá conseguir las 32  mil 362 que de acuerdo a la ley, deberán presentar y para conseguirlo tienen 45 días, la fecha vence el próximo 6 de febrero. Por su parte Édgar Chico dice que no presentará ese número sino 100 mil firmas debido a la respuesta que ha recibido de la gente.

:El que por cierto no ha dado muchas señales es el catedrático Carlos Montes de Oca quien dijo desde un principio que él presentará 40 mil firmas. El que dice que no tiene un presupuesto para erogar los gastos que implique los 45 días de trabajo es Édgar Chico, dice que hasta hoy solo le ha metido 2 pesos con 50 centavos que le costó su pink y lo de 10 hojas en blanco, ¡quién se la cree!, tan solo el IEEG les está fijando como tope de campaña 544 mil 297 pesos y expertos aseguran que el trabajo que realizará tendrá un costo que rebase el millón y medio.