Garra de León

:Luego de seis años que los panistas no participaban en un proceso de elección para la renovación del partido en Guanajuato, ayer lo hicieron en un ambiente que inició tenso y que conforme pasaban las horas pasó al nerviosismo.

:En los diferentes grupos se reconoció que es la primera vez que llegan a un proceso interno con tendencias y diferencias claras entre los liderazgos e incluso donde las traiciones están al orden del día, donde hoy están con uno y mañana con el otro. Incluso en pleno proceso muchos no sabían quiénes de los candidatos estaban con uno u otro grupo, por lo que de plano mucho optaron por no hacer comentarios más allá.

:Y para amarrar bien los votos. Los grupos optaron por entregar discretamente listas con los nombres que tenían que elegirse a los más de mil 500 delegados y reforzando esos nombres por mensajes de whatsapp. Eso sí, coincidieron en asegurar que no se trató de una democracia inducida, sino de ayudar a los delegados porque no conocen el perfil de todos los candidatos, pese a que se les entregó un cuadernillo con el perfil de cada uno el cual marcaban antes de emitir su voto para que no hubiera duda.

:Unos se defendieron en el uso de las listas porque el cuadernillo tenía errores y favorecía al grupo del senador Fernando Torres Graciano. A los otros no les quedó claro de qué errores se trataba pero sí señalaron que la lista entregada por el grupo que impulsa a Diego Sihnue era para controlar los votos con nombre y apellido. Hubo quien reconoció que el cuadernillo tenía errores pero fue por descuido del Comité Directivo Estatal, otros vieron el beneficio de las listas simple y sencillamente para ver a quien se impulsaba y si ese panista era leal o jugaba con los dos grupos.

:Ante los ánimos encendidos en Guanajuato con miras al 2018 y aprovechando que en el mismo lugar se encontraban todos los aspirantes que se han destapado y los que no, Diego Sinhue Rodríguez, Fernando Torres Graciano, Luis Alberto Villarreal y Éctor Jaime Ramírez Barba, el gobernador Miguel Márquez fue claro que primero debe estar el partido “más allá de los apetitos personales”.

:Fue contundente al señalar que se tiene que seguir en el rumbo que se tiene. Y seguir dejando esa marca de que en Guanajuato gobierna el PAN con resultados como lo han hecho en los últimos 25 años. Eso sí, quien ya levantó la voz es Fernando Torres quien espera que arrancando el próximo año se inicie con una mesa de trabajo donde se vayan fijando las reglas porque urge atender el tema y sobre todo que se dejen de usar los recursos públicos para la promoción de un candidato de lo cual hay pruebas.

:A lo que Diego Sinhue Rodríguez le respondió “no hay que dar tanto brinco estando el suelo tan parejo” y sin titubeos aseguró que no está usando ningún recurso, por lo que pueden venir las auditorías que quieran.

:Y ante los resultados de la elección a consejeros nacionales el grupo del gobernador Miguel Márquez Márquez se llevó 10 posiciones, las cuales se lograron amarrar con cuatro posiciones en alianza con Luis Alberto Villarreal, contra seis posiciones que se lleva el senador Fernando Torres Graciano.

Diego Sinhue Rodríguez Vallejo se fue a la punta con los votos, a la lista se suman  Alejandra Gutiérrez Campos, Juan Carlos Romero Hicks, Pilar Ortega Martínez, Cecilia Soledad Arévalo Sosa y  Román Cifuentes Negrete.

:Mientras que además de Luis Alberto Villarreal se cuelan al consejo Alejandra Reynoso Sánchez, Lorena Alfaro García y Justino Arriaga Rojas.

:Mientras que los panistas electos afines a Fernando Torres Graciano son Karina Padilla Ávila, Teresa Botello Álvarez, Rebeca González Passini,  Vicente Esqueda Méndez y Jorge Alberto Romero Vázquez. Eso sí habrá que revisar nombre a nombre los estatales, por un lado dicen que la tendencia quedó 70 contra 30 y del otro lado 60 contra 40, habrá que ver quién se acerca al porcentaje más exacto.

:Una reflexión clara es ¿quién realmente fue el verdadero ganador en este proceso?, todo apunta a Luis Alberto Villarreal, quien logró mantener en sus posiciones con los consejeros nacionales y aumentar los números de los consejeros estatales. El panista resurge y toma fuerza, haciendo alianza con Miguel Márquez, posición que cuidará para los amarres del 2018. Ayer hizo acto de presencia, votó y se fue, eso sí dejando claro una vez más sus aspiraciones a la gubernatura.

:Por cierto quienes fueron afines a su grupo y hoy están vinculados a otro grupo son Ricardo Sheffield Padilla y Mayra Enríquez Vanderkam, quienes ya tampoco juegan juntos, y que ayer los votos no les favorecieron quedando fuera de los 16 lugares que había para el Consejo Nacional, también quedó fuera Éctor Jaime Ramírez Barba, lo cual sorprendió porque quedó descobijado del grupo del Gobernador.