Garra de León

:Todo está listo para que esta semana el gobernador Miguel Márquez presente las reformas al Código Penal del Estado de Guanajuato. El objetivo principal es que los delincuentes no salgan tan fácil de la cárcel.

:Es decir, que se acabe ese trauma en los policías municipales de conocer perfectamente a los que cometen los robos porque siempre los detienen y a los pocos días están otra vez en las calles haciendo sus fechorías.

:Dice el Gobernador que para empezar, los delitos menores se van a comenzar de oficio y se acabará ese proceso tedioso por el que tantas víctimas prefieren no denunciar. Ya no se necesitará, por ejemplo, ese requerimiento absurdo de que la víctima debe presentar al menos dos testigos de la forma en que fue asaltado.

:La intención es combatir sobre todo a los delincuentes de estos delitos patrimoniales. Robos a casa-habitación, robos a comercios, robos a vehículos y transeúntes. Esos que son cada vez los más comunes y los que más afectan a los ciudadanos que terminen perdiendo el patrimonio que con esfuerzo fueron acumulando.

:Por lo pronto ya veremos cómo es que viene a detalle esta propuesta del gobernador Miguel Márquez y qué tanto beneficia en la inseguridad.

:En León lo que de plano estuvo por demás mal operado, fue el despido al director del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (SAPAL). Y es que de plano la decisión se tomó de manera unilateral. El único que lo decidió y lo aprobó fue el presidente del Consejo, Pedro González. Los consejeros no estaban enterados y hasta la fecha se siguen inconformando.

:Y es que hasta a los panistas les parece una mala decisión. Enrique Torres no era el clásico director priista al que había que despedir porque podría ser una piedra en el zapato de la administración de Héctor López Santillana. Enrique Torres llegó a la silla de director después de 22 años de trabajo, casualmente los mismos que gobernó el PAN en León. Después, Bárbara Botello lo hizo director por la experiencia que tenía en el tema.

:El jueves por la mañana, sorpresivamente lo despidieron. Y es que era un tema que no se veía venir. Incluso en el propio Ayuntamiento ya estaba cabildeado y palomeado que Enrique Torres se quedaría al frente de SAPAL por su experiencia. Sobre todo por el tema de El Zapotillo que está en camino y que es él quien tiene todos los hilos del tema.

:Pero de buenas a primeras, Pedro González, que ya había trabajado tres años con Enrique Torres, llegó y le dijo que su ciclo se había terminado. El resto de los consejeros no estaban ni enterados.

:Dicen algunos que la lectura que le dan es que Pedro González negoció con Héctor López Santillana su permanencia como Presidente del Consejo a cambio de la salida de Enrique Torres, digamos que para que no se viera al 100 por ciento una continuidad del equipo que eligió el gobierno priista de Bárbara Botello.

:Pero parece que no es la única inconformidad que tienen los consejeros de SAPAL. Hay quienes dicen que empiezan a tener problemas por ‘la verdadera mano que mece la cuna en SAPAL’ y que no es Pedro González. Dicen que su asistente, Laura Montes de Oca interviene demasiado en los asuntos del consejo y muchas veces, Pedro González ha estado ausente y ella va como su representante, aún sin facultad alguna para hacerlo. Dicen que Laura tiene experiencia pero simplemente no tiene nada qué ver en el consejo, es asistente, no suplente.

:A ver qué pasa con Pedro González que levantó demasiado fuego la semana pasada por la decisión que tomó y sobre todo, a ver qué tanto impacta la salida de Enrique Torres en temas cruciales como El Zapotillo. Enrique siempre fue un funcionario eficiente, nunca se le vio envuelto en un solo escándalo, nunca hubo quejas de su trabajo los tres años que estuvo al frente de SAPAL y siempre atendió a la prensa con gusto y no como si estuviera haciendo un favor, algo que no es fácil de decir en todos los directores.

:En las redes sociales llovieron las críticas. Y algunas de ellas por el que vendrá a ocupar la silla de Enrique Torres: Leonardo Lino, ex tesorero del Consejo de SAPAL. El que se lanzó a la yugular fue el síndico Eugenio Martínez que dice conocer muy bien la historia del nuevo director y que asegura, es un tanto cuestionable.

:“Los ex consejeros que se destapan por el hueso. Nefasto para SAPAL ese cambio. Cuántos intereses atrás de Lino?”. “En la historia laboral de Leonardo Lino no conozco un jefe que le sobreviva. A todos se los acaba. Lástima por SAPAL”. “Gran Jardín, su ex patrón, es de los que más obras le debe a SAPAL. No recuerdan la inundación por allá?” y “Habría que buscar sus relaciones empresariales y antecedentes de BANPAIS, CONFÍA y Citibank. No quiero pensar que después sigue BankSapal”, fueron algunos de los tuits del ex síndico.

:Ya veremos si es mera grilla o al final a Leonardo Lino no le va tan bien como le tendría que ir a un director que está por recibir el proyecto más importante de los últimos años para León y para el País: El Zapotillo.

* * *

Si él lo dice

“Es muy lamentable lo que está ocurriendo, pero tenemos que reconocer que hay carteles y grupos que quieren tomar la plaza, porque no está tomada, ellos quieren ver una coyuntura, pero tengo fe que nuestras autoridades municipales, estatales y federales, no dejen que se establezcan”.
Juan Carlos Muñoz, diputado del PAN.