Garra de León

:Los priistas en Jaral del Progreso y en otras partes del estado, conocen a Benito Ireta Mendoza hoy el ex Oficial Mayor “golpeador”, como un hombre maduro que por años ha militado en el partido; aseguran que el jueves perdió la cabeza y cayó en provocaciones cuando quiso sacar a la fuerza a un ex empleado municipal.

:Benito Ireta el hombre más cercano del alcalde José Alberto Vargas Franco, tuvo una reunión por varias horas con el Edil, luego de haber intentado sacar a la fuerza a Martín Quezada Ramírez ex empleado de catastro a quien se le señaló de filtrar de información de los avalúos que hacía el Municipio.

:Ahí se decidió que tenía que dejar su cargo por lo que el viernes lo anunció públicamente, en plena rueda de prensa también señaló que todo fue orquestado por la regidora del PRD Carmen Rivera; a quien señalan y aseguran ha buscado provocar a varios funcionarios.

:Tal parece que en Jaral del Progreso, los funcionarios son de “mecha corta”, el ex Oficial Mayor quiso sacar a la fuerza a Martín Quezada, a quien ya se le había notificado un día anterior de su despido apegado a la ley; y horas antes la regidora Carmen Rivera habría abofeteado al regidor del PRI Ignacio Ortega Ojeda  en un par de ocasiones.

:Las cachetadas que recibió el priista fue porque le señaló a la perredista, cubrir el adeudo que tiene de 3 mil pesos de falta de pago por el servicio de agua potable en su domicilio, además de que la comisión de Desarrollo Social  detectó que uno de los beneficiarios de uno de los programas sociales es su mamá; el hecho lo presenciaron más funcionarios y regidores.

:Incluso aseguran que la verdadera intención de la Regidora, quien busca que reinstalen a Martín Quezada Ramírez en su puesto en catastro, es porque este le presta las instalaciones donde actualmente están las oficinas del PRD; por cierto Carmen Rivera, ocupó la Presidencia de su partido recientemente.

:Los priistas aseguran que el problema no crecerá, que Benito Ireta aprendió la lección; lo que sí es un hecho es que el problema ya está encima y ya intervino la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato, primero emitió una medida precautoria  o cautelar para que cesen las agresiones contra el ex empleado y la regidora, lo que obliga al Alcalde prestarles seguridad con elementos de la Policía.

:Además el Alcalde tendrá cinco días para rendir un informe detallado de todo lo que está ocurriendo y las medidas que se le pidieron acatar; habrá que ver qué informa, además de quién ocupará la Oficialía Mayor. Lo que sí es un hecho es que Martín Quezada fue despedido y no será reinstalado en su cargo.

:Y a casi dos años de la agresión que sufrió la periodista Karla Silva en el municipio de Silao, se informó que un Juez de Control dictó sentencia condenatoria al entonces director de Seguridad Pública de Silao, Nicasio Aguirre Guerrero por los delitos de lesiones, robo y amenazas.

:Se le impuso una sentencia de 3 años 11 meses 14 días; asimismo deberá pagar una multa de dos mil 231 pesos y también deberá reparar el daño pagando  la cantidad de 87 mil 158 pesos; el Juez le negó los beneficios de la condena condicional y la conmutación de la pena privativa de libertad.

:Queda pendiente la sentencia al ex alcalde Benjamín Solís Arzola por ser el presunto autor intelectual de los ataques ocurridos a la periodista, no hay que olvidar que el gobernador Miguel Márquez decretó a finales de mayo la suspensión del ejercicio de la función notarial al ex alcalde de Silao Enrique Benjamin Solís Arzola, quien aún se encuentra recluido en un penal de Irapuato.