Garra de León

¿Cuántos panistas, ciudadanos y hasta priistas pensarán que Alberto Padilla no hizo un buen trabajo? Pues ahora el ex alcalde, ex gobernador y síndico Carlos Medina Plascencia se sumó a los calificativos contra el desempeño del panista.

“Fue muy pobre su desempeño”, dijo el panista al referirse al trabajo de su compañero de partido y en el que se supone, el PAN confió para que vigilara el actuar del gobierno priista que después de más de 20 años los quitó del poder. El discurso sonó muy bonito solo en los dichos pero no en los hechos.

Alberto Padilla, como se ha dicho una y otra vez, se dedicó a filtrar información a medias, a no lograr concretar ninguna auditoría y mucho menos pudo hacer investigaciones de calidad para fincar responsabilidades. Aunque gritaba a los cuatro vientos que había pruebas, que hubo irregularidades, que había documentos, que estaba sustentado, en realidad no se sabe si todo esto nunca existió, si el filtrarlo y volverlo para terceros un tema personal afectó, o si de plano el equipo de Contraloría no tuvo la capacidad para concretar procesos, pero sea una cosa o la otra, Alberto Padilla nunca dio un golpe certero.

Los panistas terminaron decepcionados y como el propio Ricardo Sheffield, también su compañero de partido, lo dijo hace unas semanas, el verdadero contralor de la administración terminó siendo Alfredo Ling Altamirano. Fue el que investigó, el que denunció, el que exhibió, el que comprobó y señaló. Mientras Beto Padilla solo cobró como contralor, el trabajo lo hizo el dirigente del partido.

Ahora Carlos Medina Plascencia pidió que se auditara al ex contralor, que se investigue el porqué nunca pudo fincar responsabilidades y qué hizo durante tres años. Sobre todo ahora que según el síndico, el propio contralor Esteban Ramírez (que hay que decir que sí es un experto en la materia), ya advirtió que las auditorías que hizo Alberto Padilla pues de plano no tienen ni pies ni cabeza, aunque quiera, no tiene de dónde agarrarse para poder retomar las investigaciones.

Quizá haya pruebas, tal vez sí se cometieron irregularidades y probablemente haya forma de sancionar severamente a varios ex funcionarios municipales, el problema es que todo el trabajo lo tendrá que hacer Esteban Ramírez. Lo que toca estos tres años y lo que Alberto Padilla debió hacer los tres años que estuvo en la silla de la Contraloría.

¿Qué falló? ¿Se enfocó Alberto Padilla en otros temas? ¿Le faltó experiencia? ¿Lo dañó el ‘juicio político’ que Mayra Enríquez pidió en el PAN en su contra apenas cumplió un año al frente de la Contraloría? ¿O de plano sus objetivos eran otros?

Ya veremos si procede o no la investigación a Alberto Padilla. Podría tratarse incluso de una pelea estelar entre los síndicos. Por un lado Carlos Medina exigiendo que se aclare el trabajo de Alberto Padilla y por el otro lado Luis Ernesto Ayala que protege al ex contralor por ser del mismo grupo político. El problema es que como siempre el que queda en medio es el alcalde Héctor López Santillana que ya veremos de lado de quién termina.

Por cierto, el Presidente Municipal arrancó la semana con el pie izquierdo. No solo por el tema del ex contralor sino porque resulta que a cinco meses de su gobierno puede que ya se haya cometido una irregularidad en su administración. Carlos Medina también exhibió el proceso de compra de cámaras de video vigilancia para el parque lineal La Sardaneta que resulta que violó los tiempos de premura con lo que para no variar, esta administración lanzó la convocatoria para la contratación.

Santillana tendrá que solicitar que se audite a su propia administración, que se investigue a su propio gabinete y que prácticamente se sancione a uno de los suyos. Ya veremos qué dice el Presidente al respecto.

Pero además, tiene que dar otra vez la cara por el Secretario del Ayuntamiento, Felipe de Jesús López Gómez que más dolores de cabeza le está dando de lo que lo está ayudando. El regidor del Partido Verde, Sergio Contreras, ofreció una rueda de prensa exclusivamente para volver a quejarse de López Gómez. Por su mal manejo de comunicación con el Ayuntamiento, por su desorganización, por la falta de claridad en los temas, por la premura de aprobación en los temas, por la división que se genera con las bancadas del cabildo, y por su inmensa indiferencia a todo lo anterior.

Y es que incluso el verde ecologista mostró un mensaje de WhatsApp que le envió al Secretario del Ayuntamiento el 12 de febrero y que tristemente lo único que recibió como respuesta fue un par de palomitas azules. Es decir, la forma más moderna en que una persona te puede ignorar con la mano en la cintura. Además de una serie de oficios firmados de recibido en los que Sergio Contreras pedía una cita y con los que también fue plenamente ignorado.

Felipe de Jesús López Gómez se está equivocando y lo peor es que su actitud demuestra que es lo que menos le importa. Lástima que al Presidente Municipal, sea lo que más le interesa cuidar. ¿Qué va a pasar? Eso solo Santillana lo podrá aclarar.  

* * *

Si él lo dice

“Yo creo que sí debería auditarse (al ex contralor Alberto Padilla Camacho) porque me parece que fue muy pobre el desempeño que tuvo, la pregunta es precisamente cómo es que todos los medios de comunicación estaban señalando, observando y resulta que de parte de la Contraloría no hubo nada sobre eso”.
Carlos Medina Plascencia, Síndico de León.