Garra de León

: Fernando García Murguía no tiene llenadera. Es uno más de esos empresarios ventajosos que a toda costa quieren sacarle dinero al Municipio, tengan o no la razón.

: Hace tres meses, el empresario protagonizó una de las pocas notas interesantes del proceso electoral. Se negaba a liberar el terreno de Taxitel que se requerían para las obras del distribuidor vial Benito Juárez. El panista y ahora alcalde electo Héctor López Santillana intervino y eso le sumó puntos a su campaña. Al final, el alcalde Octavio Villasana Delfín convenció al empresario de que liberara el predio.

: La idea de García Murguía o más que de él, de su abogado Florencio Antillón, era presionar al Municipio ante la urgencia de continuar con las obras del distribuidor vial Benito Juárez, para que le pagaran no solo los 6 millones de pesos del terreno, sino los 33 millones de pesos de una demanda que en ese momento todavía no ganaba.

: El Municipio no accedió y le entregó solo el cheque por 6 millones de pesos que equivalían al pago de afectaciones del terreno donde guarda los taxis de su empresa.

: El empresario es por demás chantajista y ventajoso. Gana una y quiere más.

: Lo mismo pasa con el empresario Óscar Flores, otro que lidera la lista de empresarios que quieren sacar provecho a como dé lugar.

: Ayer se ventiló que después de un año, el empresario no ha cumplido con las obligaciones que le corresponden en las obras del Parque Industrial de Colinas de León. Todo, en complicidad con el ex director de Obra Pública, Pepe Martínez, de quien además es socio.

: De manera muy astuta, acordaron que el Municipio primero hiciera las obras el bulevar Las Joyas y después que el empresario donara el predio a la administración, tal y como se acordó en un convenio. El punto es que ahora, ya hecha la obra, el empresario quiere que el Municipio le reciba el terreno con la obra como si él la hubiera hecho. Para que valga más de lo pactado y entonces le cuente para las obligaciones que se le pidan en otros proyectos que realice en un futuro en la ciudad. ¡Mire usted qué vivo!

: Total que entre Fernando García Murguía, óscar Flores y otros cuantos, pueden vivir buscando la forma en que engañan no solo a la administración municipal sino también a los leoneses. El problema está cuando encuentran a algún aliado dentro de la administración que solape los negocios turbios. Y de esos, hay muchos.

: Los que robaron reflectores ayer en las redes sociales, fueron el regidor Aurelio Martínez y el tesorero Roberto Pesquera. Se tacharon de corruptos, perdedores y hasta de obesos. Una finura (sarcásticamente) pocas veces vista. Y es que el regidor priista trae atravesado al tesorero y como pocas veces, fue Pesquera quien esta vez encendió la mecha. Ayer también, se dio a conocer que el director de Comunicación Social, Manuel Mora renunció a su cargo aparentemente por chocar un auto oficial en estado de ebriedad.

: Muestras de que la administración municipal se está cayendo a pedazos. Malos manejos por aquí, otros por allá, irregularidades de un lado y del otro. Funcionarios peleándose, otros renunciando. Hay de todo. Recuerde que hace unos días hasta la regidora del PRI, Verónica García Barrios le lanzó en Twitter una pedrada al alcalde Octavio Villasana Delfín, diciendo que ser Presidente Municipal no es nada más cortar listones. Cuando fue ella quien leyó a nombre del PRI en aquella Sesión de Ayuntamiento Extraordinaria, que sería Villasana la mejor opción para esta ciudad ¿Tan pronto se le olvidó?

: Los priistas, por cierto, ayer se reunieron en el Consejo Político Nacional para la renovación de la dirigencia nacional del PRI. Al menos en las fotos, aparecen muy sonrientes los guanajuatenses Santiago García, Gerardo Sánchez, Johan Dávalos, Azul Etcheverry.

: El cambio de la dirigencia nacional es clave para Guanajuato. Depende del nuevo Presidente del partido, serán las esperanzas de los priistas guanajuatenses de que Santiago García pueda ser removido o no de la dirigencia estatal del PRI. Y son muchos, los que no pierden las esperanzas.

• • •

Si él lo dice

No tiene por qué haber una mala interpretación, aquí la mala interpretación es si Pepe todavía fuera funcionario y se contratara a su esposa, ahí sí, o bien si la persona contratada no llenara los requisitos para que se desempeñe en el contrato que firmó, pero aquí se están cumpliendo las dos condiciones de acuerdo a lo que yo tengo de información”.

Octavio Villasana Delfín, Presidente Municipal de León.

• • •