Garra de León

:En estas elecciones se vivió el abstencionismo más alto de los últimos años. Muchos dicen que el partido de México contra Brasil fue un factor importante para que las elecciones se opacaran. Otros culpan a los cambios de la nueva ley electoral que acortaron los tiempos y limitaron la difusión. Mientras que otros definidamente lo adjudican a la indiferencia de los ciudadanos y el hartazgo hacia la política.


:Al final Héctor López Santillana ganó la contienda electoral, es el nuevo Presidente Municipal de León. El candidato de la coalición José Ángel Córdova Villalobos, se quedó solo con las ganas.


:Dicen que los leoneses castigaron al PRI por la última administración que a muchos les dejó muy mal sabor de boca. Además de los errores imparables en la campaña. Se tomaron malas decisiones, una tras otra y parecía que nadie buscaba corregirlos. Y cuando alguien salía a tratar de enderezar el camino, ya era muy tarde y la intención se quedaba a medias.


:Y aunque los del PAN siempre lucieron confiados, al final la operación en las colonias resultó mucho mejor que la de los priistas, los expertos en los acarreos y la presión para el voto. Se vio en las colonias de todo. Lo más contundente fue el acarreo en la colonia de Las Joyas, en donde llevaban a las personas para que votaran por los panistas. Uno de los taxistas reconoció que le pagaron por ello pero al final quedó libre. Como si nada hubiera pasado.


:En Cortazar, los del Partido Verde denunciaron que personal del candidato del PRD, Hugo Estefanía amenazaron con arma de fuego a los verde ecologistas porque estaban haciendo rondines en las casillas. Además aseguraron que de plano el Ministerio Público se hizo de la vista gorda y tardaron hasta dos horas en atender el llamado de los del partido del tucán. Por lo que no dudaron en volver a denunciar que el Gobierno del Estado está detrás de todo.


:Pero en León la fiesta del PAN estaba preparada desde las primeras horas del día. Ya por la tarde comenzaron a tener cada vez más seguridad de que eran los ganadores contundentes. Ya preparaban el festejo y al final, no dudaron en salir a anunciar la victoria con la mano en la cintura.


:Aseguraron que tenían carro completo y que el PRI no saldría vencedor en ninguna de las candidaturas. Pero minutos después la candidata para el distrito 04 local, Johan Dávalos salió a anunciar que había sido la ganadora y que venció a su contrincante, el panista Ricardo Torres Origel con siete puntos. Al final, la sorpresa fue que tampoco resultó electa y sus declaraciones se las llevó el viento.


:Luis Aviña daba vueltas por el hotel, fue a uno de los que peor les fue. Su derrota fue contundente. Mientras que a Martín Ortiz, la mirada desencajada se le venía a kilómetros de distancia. Nunca se le había notado el semblante tan triste. Saludaba con esfuerzo, sin ánimo. Sabía que los números no lo favorecían y no se lo esperaba. La que ni siquiera se asomó fue Verónica García Barrios.


:Ellos estuvieron acompañados de la alcaldesa con licencia Bárbara Botello, que no fue invitada con el equipo de José Ángel Córdova y que tal vez ni siquiera le interesó ir. Pasó la media noche y José Ángel Córdova se mantenía aferrado a no dar una postura oficial hasta que no estuviera plenamente seguro, con actas en mano, de que los números eran a favor de su contrincante. Mientras que desde las 10:00 de la noche, un par de vehículos repletos de panistas pasaron celebrando por donde estaba el búnker del doctor Córdova.


:Las campañas no tuvieron ningún tipo de emoción. Pocas notas importantes y poco de qué hablar. Tanto, que al final los candidatos hicieron su cierre de campaña el miércoles y por ley, ya no se pudo publicar nada. Algunos decidieron violar la normativa electoral, pero lo que es cierto es que al final, los partidos pequeños resultaron más inteligentes porque sus cierres sí lucieron. Los de Héctor López y Ángel Córdova, no.


:Después, Córdova dejó una de sus mejores promesas para el final, la creación de la Universidad del Deporte. Otra promesa de la que pocos se dieron cuenta.


:Al final los leoneses no quisieron al PRI, ni siquiera la propia estructura priista salió a votar. No alcanzaron ni siquiera el número de votos de su militancia. Lo que habla de una evidente división, y una gran división que muy difícilmente, van a poder sanar. Mientras que los panistas, lograron el trono, lo que por tres años lloraron y que al final, volvieron a recuperar.