Garra de León

: El tema del Molino parece cuento de nunca acabar. Cada que en alguna comisión se toca el tema, terminan hiriendo susceptibilidades de algunos presentes y todo mundo sale molesto. Otros, mejor se hacen como que de plano no pasa nada y la Presidenta Municipal pasa coraje en su despacho lanzando regaños a más de uno.

: Desde hace más de 10 años que se aprobó el proyecto del Molino, las condiciones fueron claras: el puente del bulevar Morelos lo pagarían los fraccionadores de la zona. El principal, justamente El Molino. En realidad, ni afectaciones, ni urbanización, ni nada, el desarrollador simplemente se ha hecho de la vista gorda y convenciendo a funcionarios municipales administración tras administración, ha terminado por sentarse a ver cómo el Municipio paga con recursos de los leoneses lo que a él le corresponde, sin que nadie lo obligue a nada.

: El director del Molino, Alejandro Arámbula, ha salido a dar la cara por los socios propietarios, pero prácticamente, solo para decir que como el Municipio cambió el proyecto, no tienen por qué pagar. La realidad es que no es cualquier cosa, son más de 112 millones de pesos lo que el Molino tendría que solventar y a como van las cosas, difícilmente lo harán.

: El problema es la falta de acuerdos dentro del Municipio. Los propietarios de los terrenos de la zona, al menos Ernesto Gómez, Alonso Gómez y Raúl Gallardo, se han visto por demás favorecidos cobrándole al municipio cantidades excesivas por sus terrenos. Uno de ellos que al final ni se usará y que fue decisión de Ricardo Sheffield pagar.

: El secretario del Ayuntamiento, Luis Fernando Gómez Velázquez, no pierde el tiempo en las gestiones que encabeza con empresarios y en este caso, parece que los del Molino fueron uno más de los favorecidos. Pues al menos el panista Alejandro Arena, no tuvo pelos en la lengua para exhibir que fue el priista Gómez Velázquez quien lo convenció de votar a favor de que el municipio solvente 21 millones de pesos que el corresponde a un particular pagar.

: Y vaya que el Secretario del Ayuntamiento tiene poder de convencimiento, porque aunque el panista Alejandro Arena aceptó que literal ‘lo iban a colgar’ en su bancada, parece que lo que menos le importó fue la lealtad a las posturas políticas de sus compañeros regidores. En esta ocasión, pesó más la palabra de Gómez Veláquez que se comprometió a exigirle al Molino que pague lo que le corresponde. Ver para creer.

: Eso sí, los panistas hoy darán nuevamente de qué hablar en la sesión de Ayuntamiento. Tanto si votan este punto a favor como si lo votan en contra. Si la bancada completa apoya el pago de 21 millones de pesos, quedará claro que de fondo, hay una clara negociación con Luis Fernando Gómez Velázquez que en una de esas, y hasta va ligada con el interinato. En este momento y en estos escenarios, todas son señales. Pero si lo votan en contra, ya veremos cómo le va a Alejandro Arena que quedará una vez más como el regidor camaleónico.

: Y hablando de interinos, el regidor Aurelio Martínez sigue en la Ciudad de México cabildeando su interinato y en capacitaciones que ofreció el PRI para el arranque de las campañas. Eso sí, tiene al menos una semana que no se para por el Municipio, ni en comisiones ni en sesiones de Ayuntamiento y eso, ya le molestó a más de uno. Pues ese dicho de Aurelio Martínez de que es el regidor que más desquita su sueldo, parece que se quedó más que en el olvido.

: Y es que se dice que aunque se pensó que el tema de la renuncia de ‘El Chachis’ estaba completamente descartado, parece que recobró fuerza y de forma contundente. Al parecer el PRI estatal ya lo acordó y Aurelio Martínez sí dejará la dirigencia municipal del partido. Sus diferencias con Bárbara Botello no abonan y menos al inicio de campañas, así que lo más sano será dejarlo que se vaya si se quiere ir.

Los que no están nada contentos son los del Partido Verde. Después de que la regidora Verónica García Barrios cantó a los cuatro vientos que el interino tiene que ser un priista y que de plano no hay de otra, parece que a los verdes que impulsan al síndico Eugenio Martínez no les gustó en lo más mínimo la postura.

Y es que según los ecologistas, a Verónica se le olvidó que será candidata a una diputación representando la coalición PRI-Verde y que si ellos quieren, simple y sencillamente no la apoyarán y entonces sí, se las veré difíciles contra Ricardo Sheffield. Parece que a la propia Bárbara Botello no le gustaron para nada las declaraciones de García Barrios que en este momento lo que menos vienen a hacer es a abonar a la relación PRI-Verde, y ya hasta le pidió que midiera sus palabras. Por lo menos, en lo que ella también define qué tumbo tomar.

• • •

Si él lo dice

“Yo estoy ocupada y preocupada por gobernar la ciudad. Lo que debe de ser ahorita es que no nos distraigamos en estas cosas y que nos enfoquemos en esta administración”.

Bárbara Botello, Alcaldesa de León.

• • •