Garra de León

: Resulta que el gobierno municipal a todo mundo le dice que está imposibilitado para construir o remodelar puentes peatonales. La dirección de Desarrollo Social muestra un documento de la sesión de Ayuntamiento que celebró la pasada administración el 19 de noviembre de 2012 en donde dice que el Municipio está imposibilitado para estas acciones.

: Sin embargo, lo utilizan mal. Pues de acuerdo a fuentes de la administración municipal, este acuerdo que tomó la pasada administración fue únicamente para un caso que se trataba en ese momento, y que consistía en la proyección de construir al menos tres puentes peatonales. Por lo que para evitar cualquier tipo de especulación, el cabildo estipuló la imposibilidad para que el municipio realizara una adjudicación directa y todo se tratara mediante una Comisión Técnica Especializada. Solo para este caso.

: Pero parece que a los actuales funcionarios municipales les ha servido de mucho y lo usan como escudo para que cada que algunos colonos llegan a pedir un puente, decir ‘no podemos, estamos imposibilitados’. Alguien debería explicarles que no es así. Lo que sí cambió de acuerdo al nuevo Código Territorial del Estado, es que los particulares ya no pueden gestionar con los gobiernos crear ellos puentes a cambio de que se les permitiera colocar publicidad en este. Eso sí, es imposible, que el Municipio construya puentes y atienda las necesidades sociales, no.

: Y ayer fue otro día polémico para la administración municipal. Primero comenzó a circular en redes sociales los comentarios que Juan Carlos Carrera Carreño, un servidor público del Instituto de la Juventud lanzó en su cuenta de Facebook una serie de comentarios por demás ofensivos contra los manifestantes y los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa.

: “Que ni se me aparezcan los putos normalistas que los vuelvo a matar a los hijos de la chingada”, decía en la publicación que hizo este lunes a las 10:58 de la noche. Además de que calificó de putos, mugrosos y anarquistas a los que se manifiestan para exigir la aparición de los estudiantes. Es más, el ahora famoso empleado de la administración municipal, hasta señaló que los que se manifestaban probablemente eran de ‘secundaria trunca’, cuando su publicación carecía en toda la extensión de la palabra de buena ortografía.

: Eso sí, el Municipio se puso a trabajar y por la tarde envió un comunicado en el que señalaba que Juan Carlos Carrera ya había ofrecido una disculpa y que presentó su renuncia. La realidad es que lo corrieron. Claro, a nadie le conviene tener un trabajador así y menos en el área de la que está a cargo Luis Aviña quien se está empeñado mucho en posicionarse como la mejor opción para las diputaciones locales.

: Pero eso no es todo, ayer también generó mucho ruido el hecho de que la dirección de Aseo Público pidiera 19 millones de pesos más porque de plano, no tienen dinero para cerrar el año y pagarle a las empresas y los ex concesionarios a los que se les dieron rutas rurales con tal de que dejaran de manifestarse y retiraran el plantón.

: Para empezar, todos siguen esperando que Norberto Origel, director del SIAP explique exactamente cuánto se gastaron en la contingencia de marzo cuando los ex concesionarios abandonaron el trabajo para manifestarse día, tarde y noche. Dijo que lo explicaría con peras y manzanas pero eso nunca pasó y a nadie le queda claro. Tal vez es tanto el desorden que tienen que probablemente ni él tenga las cuentas exactas.

: Y es que resulta injustificable que de plano el costo se haya duplicado. El año pasado se pagaron 89 millones de pesos, con la contratación de las nuevas empresas GISA y Red Recolector se anunció que el costo sí aumentaría a 132 millones de pesos pero que era porque el servicio sería de mejor calidad. Tal vez en el proceso y la tecnología sí es mejor, pero lo cierto también es que se siguen viendo bolsas de basura en todas partes y el servicio es menor que el que se ofrecía antes. Además, resulta que este año pagarán 160 millones de pesos por el servicio. Vaya negocio.