Garra de León

:Se lo adelantamos en este espacio, el regreso del Partido Verde a la coalición con el Partido Revolucionario Institucional y el Panal no estaba muerta al 100 por ciento y el tema no estuvo en la cancha de los partidos a nivel estatal, sino que fue un arreglo a nivel nacional.

El Comité Ejecutivo Nacional del PRI mandó llamar en ‘calidad de urgencia’ al dirigente estatal del partido, Santiago García López y al delegado del CEN en Guanajuato, Sergio Marcelino Bravo la noche del miércoles para concretar en qué condiciones volverían a recibir a los ecologistas.

 

:La realidad es que el miércoles hubo una encerrona en la Secretaría de Gobernación en la Ciudad de México. La reunión fue con las dirigencias nacionales. De Guanajuato, estaban representando al PRI Santiago García y Santiago Marcelino. Mientras que del Partido Verde, acudieron el dirigente estatal, Carlos Chacón; la regidora Beatriz Manrique y el diputado Sergio Contreras.

 

:El hecho de que el Instituto Electoral del Estado de Guanajuato les haya informado que no podía deshacer la coalición hasta que no recibiera la ratificación de las dirigencias nacionales, le dio tiempo al PRI para moverse, pensar las cosas dos veces y darse cuenta que el Partido Verde les hacía falta para ganar.

 

:Así que directamente de los más altos niveles del Gobierno Federal, le marcaron a la dirigencia estatal tricolor y les hicieron entender que había de dos: o cedían con los verdes o de plano se las verían muy complicadas para ganar en las elecciones del 2015. Por lo que a los priistas guanajuatenses no les quedó de otra más que acatar órdenes y solo escuchar lo que determinó la dirigencia nacional.

 

:Lo que lleva a ver la otra cara de la moneda y por mucho que se diga que a final los del Verde tuvieron que tragarse sus palabras, quedarse con las ganas de contender solos y acatar las reglas del PRI, la realidad no fue del todo así. Pues quien tuvo que ceder en esta alianza fue el PRI.

 

:Las condiciones fueron claras. Se disminuyeron los municipios y distritos en los que irán en alianza. Pero lo más importante, es que en el caso de León, el nivel estatal no impondría al candidato, que ya es bien sabido que es Martín Ortiz. No se baja como una opción, pero no es un hecho. Ortiz García seguirá figurando como aspirante pero no tiene todas las de ganar.

 

:Incluso, la dirigencia nacional del PRI manejará directamente la selección de los candidatos a través de las encuestas que están realizando a nivel nacional. Y una clara condición del Partido Verde, es que se incluya al doctor Ángel Córdova Villalobos. Y ahora sí, quien resulte más favorecido en las encuestas, indiscutiblemente será el que abanderará las siglas PRI-Verde-Panal como candidato para la alcaldía de León en el 2015.

 

:Y es que tal vez esto les empiece a generar más preocupación al Partido Acción Nacional. Por el momento la estrategia de los panistas ha sido no golpear directamente a Martín Ortiz. Hasta el aspirante a la alcaldía de León por al partido blanquiazul, Éctor Jaime Ramírez Barba ya salió a desearle toda la suerte del mundo para que sea el abanderado. Según dicen los panistas, sus encuestas demuestran que Martín Ortiz es el más bajo, la opción menos viable, así que según ellos, están muy confiados en que si Ortiz García es el candidato, el PAN tendrá ganada la Presidencia Municipal.

 

:Tal vez con Ángel Córdova la realidad sea diferente y entonces sí, tengan que pensar dos veces quién será su candidato. Aunque nadie les cree a los panistas que estén tan tranquilos como dicen. La disputa por la alcaldía de León no es cosa sencilla y es el premio que todos quieren.

 

:Lo interesante estará en la alianza PRI-Verde-Panal, la relación evidentemente tampoco será tan cordial como en el 2012. Si Martín Ortiz es el candidato, los ecologistas no estarán conformes en la campaña. Y si el doctor Ángel Córdova da la sorpresa, los priistas tendrán que guardarse el orgullo y quedarse con todas las negativas que le han adjudicado en los últimos meses. Cualquier cosa puede pasar.