Garra de León

: El diputado panista Juan Carlos Muñoz le metió un gol a Bárbara Botello. Ayer estuvo como invitado en la segunda etapa del Banco de Alimentos de México, de donde fue presidente antes de asumir el cargo como diputado. Lo que nadie se esperaba era que el nuevo presidente, Fernando de las Fuentes lo invitara a tomar la palabra, en un evento que era organizado por el Gobierno Municipal.

: Y ante la mirada atónita de Bárbara Botello y una ligera risa de triunfo que Juan Carlos Muñoz intentó disimular, vino el momento del panista que disfrutó y que sin duda, estaba esperando.

: Comenzó por recordar que este proyecto lo encabezó él hace 14 años cuando comenzaron a gestionar los primeros apoyos para poder concretarlo y hacer que la gente se interesara. “Cuando conoces de la pobreza y las carencias de una ciudad, te sumas a proyectos como éste”, comenzó diciendo. Después, felicitó al Gobierno Federal por los esfuerzos que están haciendo para combatir la pobreza. Y sonó sincero al señalar que en el tema del hambre no había partidos políticos.

: Lo interesante vino cuando Juan Carlos Muñoz comenzó por recordar que fue un ex presidente panista, Vicente Guerrero quien donó el terreno en donde ahora se encuentra el Banco de Alimentos en León. Ayudándolos a dar el siguiente gran paso.

: Así que fue claro al señalar que era de reconocerse que Bárbara Botello se sumara a este proyecto que habla de que tiene buen corazón. En palabras textuales, dijo “Bárbara te agradezco primero yo de corazón y todos los beneficiados que te sumes a esta causa, conocemos el corazón de Bárbara, sabemos que tiene una capacidad enorme, no solo de dar, sino de darse”.

: Y bajita la mano, le respondió a aquel señalamiento que la Presidenta Municipal hizo sobre el diputado cuando salió el famoso video escándalo de la fiesta con sexoservidoras que organizaron los diputados panistas federales, en la que Juan Carlos Muñoz también aparece. En aquella ocasión, Bárbara Botello dijo que por esta acción a Juan Carlos Muñoz lo deberían de juzgar sus hijos y su esposa, pero que los ciudadanos debían juzgarlo por su deficiente trabajo como legislador, por no haber bajado un solo peso para León.

: Así que Juan Carlos Muñoz, con micrófono en mano, le recordó que el Congreso se encarga de hacer leyes y gestionar presupuesto, mientras que las obras las tienen que hacer los gobiernos, en este caso, ella.

: Pero eso no fue todo. Frente a todos los presentes, se comprometió a gestionar recursos para las vialidades que llevan al Banco de Alimentos, a cambio de que ella se comprometiera a ejecutar ese recurso en este proyecto. “Bárbara te quiero pedir un favor si me lo permites, hay una necesidad muy grande de pavimentar, aquí entran camiones de hasta más de 40 toneladas, cuando llueve la falta de infraestructura nos pega muchísimo, si me lo permites gestionaremos en parte de este PEF para pavimentar esta calle”, le dijo.

: Bárbara Botello no pudo disimular su molestia e incomodidad, se mantuvo de brazos cruzados y ni siquiera le dirigía la mirada mientras él hablaba, por lo que el diputado más de una vez tuvo que recalcar su nombre para que lo volteara a ver. Y aún así aceptó el reto solo asentando con la cabeza.

: Y cuando llegó el momento de su discurso, ni siquiera lo mencionó como uno de los invitados ni hizo comentario alguno sobre su intervención. Incluso, nunca aclaró si la vialidad se construirá o no, si se aceptará el recurso o no, simplemente hizo como que ese momento nunca pasó.