Garra de León

: No solo la dirección de Obra Pública comete errores. La dirección de Educación se llevó el ‘resbalón’ de la semana. Pues resulta que por ‘un error’ se les olvidó consultar con el Comité de Adquisiciones la renta de aulas móviles para la Escuela de Vanguardia de la colonia Las Joyas.

: Una inversión de un millón y medio de pesos. Y que además, el director de Educación Municipal, Rubén Andrade, autorizó que se diera un anticipo de 500 mil pesos a la empresa con la que se contrató el arrendamiento.

: No se le consultó al director de Servicios Generales, tampoco al Tesorero Municipal, ni a ningún integrante del Comité de Adquisiciones, mucho menos a la Presidenta Municipal. Parece que los de la dirección de Educación Municipal pensaron que se mandaban solos.

: Ahora, tendrán que pasar por una investigación por parte de la Contraloría, que deslindará responsabilidades y determinará si se ejerce una amonestación o una suspensión del cargo a algunos funcionarios de la dirección de Educación. Les salió caro el descuido.

: Al menos no se corre el riesgo de que la empresa sea de dudosa procedencia, pues tiene prestigio e incluso, es la misma compañía con la que el Gobierno del Estado adquirió el resto de las aulas móviles que le correspondía contratar, claro, en el nivel estatal no hubo irregularidades en esta decisión.

: Quien ayer una vez más terminó exhibido, fue el director de Obra Pública. Que para no variar, otra vez escuchó las quejas por las obras malhechas del centro, por la falta de supervisión, porque no se tiene la información completa, por contratar un despacho de gestión social sin experiencia, por tener un supervisor de obra deficiente, en fin, de todo un poco.

: Aunque en esta ocasión se comprometió a entregar a la brevedad el informe detallado de la inversión total de las obras del centro. Y el síndico Eugenio Martínez fue claro, al pedirle que especificara cuál inversión fue por cuestiones de obra y cuáles para resarcir las ‘regadas’ que se cometieron.

: Lo que nadie se esperaba, era que el síndico Eugenio Martínez también señalara que la comisión de turismo, que preside la regidora priista Verónica García Barrios, tampoco ha informado con claridad los recursos que asigna. Situación en la que la regidora ser limitó a decir que eso no era así y que estaba equivocado en su señalamiento. Vaya dilema. Parece que hay tela de dónde recortar en todos los errores de las obras del centro.

: Lo que también sorprendió, es que mientras la regidora Verónica García Barrios volvió a destacar que el Gobierno del Estado sigue sin aportar recursos, en esta ocasión no hizo falta un panista que saliera a defender al nivel estatal. Fue el propio Eugenio Martínez quien solicitó que verificara si los recursos no llegaban a León porque el Gobierno del Estado no quisiera o porque los programas había desaparecido, asegurando que León no fue el único que perdió recursos sino que el recorte fue parejo.

: Por lo pronto, el anuncio que hizo la Presidenta Municipal sobre la nueva tecnología que se implementará en las obras del Arco de la Calzada parece que es la mejor decisión que se ha tomado. No se cerrará la vialidad, no se afectarán a los comerciantes y la lista de quejas de los colonos y comerciantes reducirá. Es una buena decisión.