Garra de León

: De manera increíble, los delincuentes decidieron cometer un asalto a mano armada en un restaurante de León, a la misma hora que era presentado el Proyecto Escudo. Qué nivel de cinismo. Los delincuentes pensaban que iban a tomar distraídos a los jefes policiacos, pero no fue.

: Eso hace recordar aquel día que asaltaron una joyería de la Gran Plaza el día del cierre de campaña de Bárbara Botello y Miguel Salim. Por casualidad, los delincuentes deciden asaltar en días importantes para las autoridades y para las corporaciones.

: En esta ocasión, sorprendió que uno de los asaltantes del restaurante de la Casa de Piedra, en León, era un ex policía de la ciudad. Ahí está la prueba fehaciente de que los agentes despedidos en los últimos años, podrían estar detrás de la ola de asaltos en León, de forma directa o indirecta. Es parte de los problemas que ha representado el despedir a 500 policías por las pruebas de control y confianza.

: Aunque se supone que con esos despidos, la policía de León ahora es mejor. Ahora ya se supo que los agentes tienen que presentar pruebas otra vez este año. A ver cuántos agentes, salen reprobados. En teoría, el número tendría que ser mucho menor, debido a que ya se hizo la limpia.

: Por cierto, ahora viene una disputa en León, por los sitios en donde se ubicarán los botones de pánico. Todo mundo peleará por un botón en su fábrica o en su lugar de trabajo. Y solo hay 5 mil botones de pánico para la ciudad de León. No faltará el político o empresario que quiera tener uno en su casa, como ese líder zapatero que pidió una caseta de Policía afuera de su casa.

: Los políticos de Guanajuato ahora sí se fueron de vacaciones. Después de quedarse a la presentación del Proyecto Escudo, ya casi todos se fueron a la playa. Hay que mojarse los pies y asolearse un poco. Aunque algunos se fueron a pasear desde mucho antes, como el alcalde de Silao, Enrique Benjamín Solís Arzola, quien no quiso quedarse a la presentación del C-5i, ubicado en su municipio. Era el alcalde que debía estar ahí, casi de manera obligada, pero el Presidente de Silao, mejor se fue de vacaciones y envió a un represente.

: Era la oportunidad para que el Alcalde de Silao, se luciera a nivel estatal con el Proyecto Escudo, pero a Enrique Benjamín Solís, le importó un cacahuate. La duda es: ¿Así apoyará el Alcalde al proyecto Escudo y al C-5i?. Dios nos libre, ahora que está de moda el tema religioso.