Garra de León

: Los sacerdotes católicos de inmediato pegaron el grito cuando vieron que los cristianos están buscando tener un partido político. Se trata del Partido Encuentro Social (PES) que no es cristiano, pero que sí tiene muchos militantes de las iglesias cristianas. De hecho su dirigente en Guanajuato, Rogelio Carrillo, reconoce que es cristiano.

: Pues resultan que el Partido Encuentro Social ya tiene todo para conseguir el registro. Hicieron sus asambleas y consiguieron el número de integrantes sin problemas. Incluso hicieron mejor las cosas que el partido Morena, de Andrés Manuel López Obrador.

: Los cristianos están operando su partido de manera silenciosa, pero efectiva. Ya casi tienen el registro en Guanajuato y casi lo tienen también a nivel nacional (al momento ya están en Baja California). Así que debemos esperar una nueva forma de hacer política, con principios y valores cristianos. Ya veremos.

: Claro que la duda es: ¿qué pasaría si los católicos hicieron un partido político?, sin decir que son católicos. Sería un partido enorme, con una gran capacidad de ganar elecciones. Tal vez por lo mismo los sacerdotes católicos, principalmente el padre José Lemus (de la Catedral de León), expresaron su inconformidad.

: El diputado federal Luis Alberto Villarreal trata de defenderse de los ataques que le han hecho sobre el supuesto cobro del diezmo. Ayer dio varias entrevistas en Guanajuato y hoy dará varias entrevistas, tratando de explicar que él no ha cobrado el diezmo a los alcaldes.

: Golpe dado, ni quién lo quita. Va a ser muy complicado que el diputado Villarreal se quite esos golpes que le han dado primordialmente en un periódico de la Ciudad de México. Y sus principales operadores le echan la culpa a varios actores políticos (uno dicen que el ex secretario del Ayuntamiento de Celaya), pero todos coinciden en que tiene qué ver con la sucesión en el Partido Acción Nacional.

: Los panistas afirman que atacan a Villarreal porque lo quieren dejar fuera de la contienda interna del PAN. Y la realidad es que ese escándalo prácticamente lo tiene fuera de la contienda. Y el mismo caso le pega a Gustavo Madero, el dirigente nacional, quien también tiene la posibilidad de buscar una reelección.

: Los casos de corrupción del PAN, reacomodan las piezas. De esa forma tienen más posibilidades Ernesto Cordero, Josefina Vázquez Mota y el ex gobernador de Guanajuato, Juan Manuel Oliva. Aunque es probable que Josefina Vázquez Mota no se registre a la mera hora, porque no trae muchos amarres que digamos.

Ernesto Cordero sí tiene apoyos y puede ser un contendiente fuerte, pero Juan Manuel Oliva, trae una campaña intensa y cada vez suena más. De hecho la semana pasada Oliva estuvo en Jalisco y en Baja California, y en todos lados ya aparece en los medios de comunicación. Las estaciones de radio y los periódicos, lo buscan en sus giras locales. Y hasta los caricaturistas lo incluyen en sus cartones políticos.

: Hay qué ver lo que sucede en el PAN. La convocatoria saldrá por ahí en marzo y es probable que Villarreal prefiera no registrarse, debido a la polémica. De hecho el ex gobernador Juan Carlos Romero Hicks prácticamente está descartado. La verdad es que los medios de comunicación no incluyen a Romero Hicks entre los aspirantes (no existe).

: Y la senadora Luisa María Calderón se descartó sola, después de que el narcotraficante La Tuta, reveló que tuvo acercamiento con un candidato panista que venía de su parte, en la campaña por la gubernatura de Michoacán. Así que de los seis que tenían, ya nomás les quedan tres.